La localidad segoviana de Riaza acogerá durante el día de hoy el primer mercadillo de antigüedades y objetos de decoración en el que participarán unos 20 anticuarios y propietarios particulares.

El objetivo es probar el éxito que puede tener esta iniciativa pionera, y que tiene su parangón en los ‘vaciagraneros’ franceses o desembalajes, que cuentan con una gran tradición en muchas zonas europeas.

La iniciativa permitirá adquirir a un módico precio una lámpara de hace 50 años, una vajilla contemporánea pintada a mano, un fragmento de retablo del siglo XVIII o una butaca de jardín. El mercadillo se colocará en la explanada de ‘El Rasero’, junto al casco urbano de la villa de Riaza.

Fernando Tapia, organizador del evento, explicó que el objetivo es unir a profesionales del sector de las antigüedades y la decoración, así como a particulares con un interés por este tipo de productos, y crear un punto de venta común donde los visitantes puedan comprar y al mismo tiempo se pueda demostrar que piezas de distintas épocas pueden convivir.

Al mercadillo se han unido anticuarios de piezas antiguas, pero también algunos especializados en piezas ‘vintage’ y del siglo XX y también gente dedicada a piezas contemporáneas. Habrá también un puesto de tapicería, donde se venderán muebles modernos y retales de telas o cojines; puestos especializados en piezas para jardín; profesionales de la restauración de mobiliario.

Además la anticuaria y artista Gracia Martínez del Peral expondrá una serie de fotografías, pero también se podrán contemplar y adquirir vajillas pintadas a mano y una gran variedad de objetos curiosos y de toda índole de la mano de anticuarios y decoradores de reconocido prestigio como Luis Puerta, Pepe Leal, Isabel Cantos-Figuerola o Ricardo Francés.

Nacido en Madrid, aunque de familia vinculada a Riaza, Tapia quiere “aprovechar el movimiento” que tiene la localidad en esta época del año y, al tiempo, ofrecer a la villa una nueva actividad, sin precedentes en la comarca.

Este modelo de mercados de segunda mano permite a profesionales y particulares deshacerse de cosas que no tienen ya utilidad, pero sí para otros. El precio de los objetos expuestos será asequible, dado que en su gran mayoría serán de segunda mano. El mercado estará abierto desde las 11,00 hasta las 19,00 horas de forma ininterrumpida.