Un total de 18 alumnos se dieron cita en la Capilla de la Venerable Orden Tercera de los Franciscanos durante dos meses para restaurar y poner en valor tanto el inmueble como los valiosos objetos de su interior. En un total de 330 horas lectivas y dos talleres dedicados a la arquitectura y a los bienes muebles e inmuebles, el I Curso de Restauración de Patrimonio Cultural dirigido por Javier Ramos y María Suárez es una demostración de “que en este momento con los recursos disponibles se puede seguir conservando el patrimonio al menor coste posible”.

Como explicó Ramos, el edificio se dividió en cuatro partes para desarrollar sendos proyectos de arquitectura que recogen las obras “imprescindibles” para conservar el edificio. Además, se incluyen obras para su posterior puesta en valor “porque vamos a vivir del turismo durante muchas décadas”.

Durante una ponencia detallada, los participantes pudieron explicar las actuaciones llevadas a cabo, desde su documentación histórica hasta la restauración del lienzo del Cristo con la Cruz a cuestas, un pequeño retablo o las tablas que recogen la secuencia histórica de los hermanos de la capilla.

La humedad o el ataque de insectos xilófagos fueron algunos de los factores que llevaron al deteriorado estado del inmueble, declarado BIC, y cuyos inicios se remontan al siglo XVIII cuando Felipe V mandó construir un pequeño hospital para sus criados y una posterior capilla. Los usos sucesivos del edificio, que se encuentra junto al Ayuntamiento del Real Sitio, pasaron por albergar a la Archicofradía de las Ánimas y posteriormente a la Venerable Orden Tercera desde el año 1736.

El director del curso aseguró que por el momento se repetirá al menos en dos nuevas ocasiones, que avanzará con los proyectos que los alumnos todavía pueden realizar durante un mes.

Financiado prácticamente en su totalidad por la Fundación Ramón Areces, el I Curso de Restauración de Patrimonio Cultural contó con la organización del Ayuntamiento del Real Sitio, la Universidad de Valladolid y la Escuela de Patrimonio de la Junta. En la iniciativa colaboran además el Centro Nacional de Educación Ambiental (Ceneam) de Valsaín (Segovia), la Venerable Orden Tercera de los Franciscanos y empresas privadas como el Hotel Isabel de Farnesio, el Restaurante La Casa de los Embajadores de Lizarrán, Tapias Rueda Construcciones y Servicios, Valsaín Porche y Jardín, CTS España e Intervento.

 

Colaboración entre la Junta y agentes locales

El nuevo Plan de Intervención en el Patrimonio de la Consejería de Cultura y Turismo que se aprobará a finales del año que viene dará preferencia a las actuaciones en las que se impliquen agentes locales como asociaciones o ayuntamientos. Con el ánimo de promover la colaboración institucional, así como la pública y privada, el director general de Patrimonio Cultural, Enrique Sáiz Martín, señaló hoy que el nuevo documento intensificará la utilización del territorio “en conjunto” para no entender un monumento de forma aislada, sino para ligarlo al territorio como un factor de desarrollo y que redunde en una mayor eficacia para la conservación.

En un momento de dificultad para el mantenimiento de las políticas públicas, explicó, la Junta tomará como eje de sus políticas la concertación institucional porque “es tiempo de implicar a todos”. Tras su participación en la clausura del I Curso de Patrimonio Cultural celebrado en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), Sáiz Martín incidió en la figura que la sociedad, organizaciones e instituciones locales tienen para fomentar el patrimonio “no solo como una mercancía que tenemos que vender al turista, sino para la propia sociedad que los habita y los usa”.

En declaraciones recogidas por Segoviuadaz.es el director general de Patrimonio Cultural anunció la creación de nuevas iniciativas que intensifiquen esta cuestión como la celebrada desde hace dos meses en la localidad segoviana y en la que 18 restauradores, arquitectos y aparejadores pusieron en valor la Capilla de la Venerable Orden Tercera. Organizada por la Fundación Ramón Areces, la Universidad de Valladolid y el propio Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso, la iniciativa de la que tomarán ejemplo otras actuaciones hará que Castilla y León sea líder en iniciativas de formación creando empleo y expertos en la profesión, según aseguró Sáiz Martín.