La atención de niños con discapacidad, que en ocasiones conlleva un esfuerzo mayor, puede llegar a ser un impedimiento para la conciliación entre la vida laboral y escolar de los hijos. Horarios, días libres, vacaciones, pueden llegar a convertirse en todo un tetris a la hora de planificar una semana.

En Segovia, el colegio público de Educación Especial Nuestra Sra. de la Esperanza de Segovia, espera recibiir por parte de la Junta de Castilla y León, una subvención de 36.133 euros, que fue aprobada por el Consejo de Gobierno de nuestra Comunidad. El objetivo del Programa Respiro Escolar no deja de ser el conciliar ambas activodades, permitiendo que las familias de los alumnos discapacitados puedan dejar en buenas manos a sus hijos permaneciendo en sus respectivos centros en períodos no lectivos durante el presente curso escolar

El Programa Respiro Escolar supone la apertura de los centros de Educación Especial durante los días laborables no lectivos, excluidos los sábados, y parte de las vacaciones del verano. Los escolares permanecen durante las mañanas en sus respectivos centros realizando actividades plásticas, deportivas, juegos, lectura, audiovisuales, etc. 64 escolares son los participantes en el programa en el centro de Nuestra Sra. de la Esperanza de Segovia.

Este programa ha sido pactado por el Gobierno de Castilla y León en la Mesa de Diálogo Social con los agentes sociales y se trata de una de las medidas con mayor grado de aceptación por parte de la sociedad.

Durante el presente curso, el Programa Respiro Escolar comprende los días laborables no lectivos desde el 1 de octubre al 22 de junio y desde esta fecha hasta el 31 de julio los días de diario. Durante el período de vacaciones de verano, tal y como sucede con el Programa Centros Abiertos de la Consejería de Educación, las familias que participen en el programa deberán abonar una tarifa de copago: Desde 25 euros por una semana, hasta 80 € por las cinco semanas.