Las organizaciones de consumidores han comprobado que en los últimos años, el consumidor, ante un problema con una compañía, hace más consultas pero reclama menos. Por eso han puesto en marcha una campaña para animarnos a defender nuestros derechos.

Así, en 2009, los españoles realizamos más de un millón de consultas por problemas con una empresa pero al final pusieron menos de 250.000 reclamaciones.

Las organizaciones de consumidores calculan que sólo cuatro de cada diez clientes reclama. ¿Por qué nos cuesta tanto poner una reclamación? En primer lugar, porque según las organizaciones desconocemos nuestros derechos y las vías para reclamar, pero en el fondo también es porque pensamos que no vamos a conseguir nada.

Por eso han puesto en marcha una campaña para convencer a los consumidores de que reclamar merece la pena. A partir del uno de noviembre, los consumidores podrán encontrar en la página web www.noclamesreclama.org formularios para hacer reclamaciones y pistas sobre cómo y dónde reclamar.

Entre las empresas que reciben más reclamaciones, se encuentran las relacionadas con el sector de la vivienda, la energía o el transporte, pero las que se llevan la palma con una de cada seis reclamaciones son las compañías de telecomunicaciones. ¿Quién no ha tenido nunca algún problema con Movistar, Orange o Vodafone?

 

¿Qué pasa con el acceso a Internet?

De estas reclamaciones que hablamos, muchas están relacionadas con el acceso a Internet. Un estudio de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) asegura que navegar por la red es más caro en España que en el resto de países europeos.

Los paquetes que combinan teléfono, televisión e Internet pueden costar casi el doble que en otros países . En este sentido, la velocidad de descarga, explica el estudio, es la misma o menor que la ofrecida por ejemplo por los operadores franceses y la oferta de televisión en España no incluye mayor número de canales. El operador mayoritario marca los precios y sus competidores marcan la estela, por eso la OCU pide al Ministerio de Industria un servicio de calidad con un precio justo.