Continúa la segunda jornada de investidura de Mariano Rajoy como nuevo presidente del Gobierno español, tras una sesión que ayer se prolongó hasta 8 horas. En su comienzo de hoy, será el portavoz de PNV, Josu Erkokea, el que abra las intervenciones para dar paso a las de Amaiur, Coalición Canaria, BNG, Compromís, UPN y Garoa Bai.

Después de estos turnos de palabra, y las réplicas del candidato a la Presidencia dle Gobierno, intervendrá el portavoz del grupo del PP en el Congreso, Alfonso Alonso.

Más tarde tendrá lugar la votación en la que se prevé que Rajoy salga elegido ya que su grupo goza de la mayoría absoluta de la Cámara.

Entre las principales críticas que ayer recibió el discurso del que será presidente del Gobierno de la X Legislatura, el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, la acusaba de esconder «lo menos bueno» haciendo referencia a que Rajoy solo había comentado aspectos positivos y había callado algunos aspectos como el aumento del IVA.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, solicitó un trato «justo» con Cataluña e instó a Rajoy a recupear las relaciones con su comunidad autónoma. El portavoz de IU, Cayo Lara, tildó de ‘continuista’ la política del nuevo Gobierno y señaló que esta ha creado más crisis y más desempleo.

Una vez más, la líder de UPyD, Rosa Díez manifestó sus críticas hacia el sistema electoral y se compromotió a llevar a cabo una ‘leal’ oposición.

 

PSOECyL: ha ocultado dónde recortará en 2012 para reducir el déficit

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Óscar López, lamentó que Mariano Rajoy haya ocultado qué partidas concretas va a recortar en los Presupuestos Generales de 2012 para reducir en 16.500 millones de euros el desfase entre ingresos y gastos para el conjunto de las administraciones públicas, tal y como se ha comprometido en su discurso de investidura.

“Creo que hay cantidad de recortes ocultos porque muchos de los anuncios que ha realizado suponen más gasto y rebajas fiscales. No me cuadran las cuentas”, explicó López, que aventuró que recortar por importe de 16.500 millones de euros “no es fácil”.

Además de por esta incompatibilidad de reducir en 16.500 millones el déficit y aumentar el gasto con medidas como la descongelación de las pensiones, la recuperación de la desgravación fiscal para vivienda o los incentivos para la contratación laboral de los jóvenes menores de 30 años, el líder de los socialistas castellanos y leoneses mostró su preocupación por el hecho de que el futuro presidente del Gobierno no haya concretado cómo se va a financiar la sanidad, la educación o la dependencia, pilares básicos, junto las pensiones, del Estado del Bienestar.

“Al anunciar que la tasa de reposición de los funcionarios, será cero excepto en el ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, nos está diciendo que habrá menos médicos y menos profesores”, enfatizó López, quien reiteró su preocupación por la materialización de los recortes en los servicios públicos. En este sentido, el secretario general del PSCyL destacó las leves referencias realizadas por Rajoy con respecto a la dependencia: “Ha hecho un anuncio muy ligero en el que se ha limitado a decir que lo mejorarán, pero todos sabemos lo que dijo en la campaña electoral”.

El representante socialista entiende que, aunque de forma velada, el futuro presidente del Gobierno ha anunciado la continuidad operativa de la central nuclear de Garoña cuando, al abordar la política energética, Rajoy ha afirmado que las “decisiones deben tomarse sin demagogia, utilizando todas las tecnologías disponibles, sin excepciones”.

Por lo que respecta a la creación del Ministerio de Agricultura, López aseguró que la medida no le parece mal puesto que el campo y la industria agroalimentaria son “sectores estratégicos” para Castilla y León.

 

Gobierno CyL: “valiente, realista, esperanzador y responsable”

El Gobierno de Castilla y León considera que la intervención de Mariano Rajoy en el debate de investidura ha sido “valiente, realista, esperanzadora y responsable” y que demuestra que “se merece” la confianza que le dieron los ciudadanos en las pasadas elecciones del 20 de noviembre.

Así lo señaló hoy el consejero portavoz del Ejecutivo autonómico, José Antonio de Santiago Juárez, quien resumió el discurso del líder del PP al señalar que se trata de un “proyecto de recuperación de la confianza, de cambio y de cohesión nacional” que nace, señaló, de un análisis “realista” de la situación que vive España. Al mismo tiempo, aseguró que sus líneas maestras “pueden ser compartidas por todas” y están “en consonancia” con lo que ha venido defendiendo el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera en los últimos años y que plasmó en el debate de investidura del mes de junio.

Dentro del contenido de la intervención, José Antonio de Santiago Juárez destacó su apelación al diálogo y el hecho de que haya planteado “importantes ámbitos de colaboración” a las comunidades autónomas, “algo que el Gobierno de Castilla y León venía reclamando desde hace tiempo”. Por ello, concluyó que en esta legislatura “las Comunidades están llamadas a tener un protagonismo esencial”.

Asimismo, remarcó que algunas cuestiones planteadas por Rajoy habían sido ya recogidas por Herrera en el debate de junio, entre los que citó la apelación a los principios de austeridad, eficiencia, participación y transparencia como ejes del Gobierno, así como su ofrecimiento de acuerdos con la oposición en algunas de las políticas más importantes.

En este sentido, quiso poner en valor el compromiso adquirido por el líder del PP y futuro presidente del Gobierno con los servicios públicos fundamentales, “que es lo que más atañe a las comunidades” y resaltó el hecho de que haya mantenido su promesa de actualizar las pensiones, “algo que afecta a más de medio millón de ciudadanos de Castilla y León”. Asimismo, citó su compromiso con la sostenibilidad del sistema público sanitario, “a través de un pacto con los partidos políticos, las comunidades autónomas y los profesionales del sector”. Junto a ello, valoró la propuesta de elaborar una ley de servicios básicos y la elaboración de una estrategia nacional de calidad en la educación.

En el ámbito económico, el consejero portavoz llamó la atención sobre las líneas maestras de la actuación en defensa de la competitividad y de apoyo a los emprendedores, por lo que anunció que la ley de estímulo a la creación de empresas que diseña el Ejecutivo autonómico “se acompasará con estas medidas porque inciden en la misma dirección”. En este ámbito destacó también la bonificación del cien por cien de las cuotas a la seguridad social para el primer empleo de los menores de 30 años.

José Antonio de Santiago puso de manifiesto también la importancia que para el campo de Castilla y León tienen iniciativas como la recuperación del Ministerio de Agricultura, la creación de una estrategia nacional ante la Unión Europea o la internacionalización del sector agroalimentario. En este paquete de activos de Castilla y León, encuadró también anuncios como el apoyo al español, al patrimonio natural o el plan nacional de turismo.

En su enumeración de sectores, el portavoz de la Junta destacó asimismo el compromiso de Rajoy de practicar “una política coherente y justa” en materia energética, incluyendo en el mix nacional todas las fuentes de generación.

“Ha sido un discurso valiente porque, por primera vez en la democracia española, un futuro presidente del Gobierno anuncia un paquete de leyes de este calado para la dinamización económica y la creación de empleo en un periodo de tiempo tan corto, tres meses”, remarcó De Santiago Juárez.

 

 

PPCyL: Un discurso de ilusión para las expectativas de los ciudadanos

El PP de Castilla y León considera que el candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha presentado un discurso de investidura en el Congreso de “ilusión” para las expectativas de los ciudadanos y, aunque reconoce que el líder popular ha sido “previsible” en sus propuestas y planteamientos, estima que ha hecho “protagonistas del cambio” a la sociedad en general.

Esta es la valoración que realizó el secretario autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, de la intervención de Mariano Rajoy, de la que subrayó su carácter “sensato y realista” desde el reconocimiento de las dificultades y de una situación complicada. “Ha sido un discurso reformista, muy pegado al crecimiento económico y a la creación de empleo”, observó.

También, resaltó que haya centrado su programa en el diálogo, el consenso y la transparencia, líneas que consideró que entroncan con los principios que marcaron la transición española como una etapa de reformas. Fernández Mañueco reconoció que el discurso del líder popular fue fiel a él mismo en el sentido de ser “previsible”, al exponer las reformas de las que “ya había avisado”.

Bajando al detalle, subrayó la revalorización de las pensiones el 1 de enero de 2012 y destacó que es posible su incremento en relación al IPC y mantener el objetivo de déficit público, cuya reducción al 4 por ciento es uno de los objetivos para cumplir con la estabilidad presupuestaria que marca la Unión Europea.

Igualmente, incidió en las propuestas de concluir la reforma del sistema financiero y en las que se refieren al mercado laboral y fiscalidad, al tiempo que valoró la iniciativa de pasar a los lunes algunas fiestas para evitar puentes largos. La recuperación de la deducción por vivienda habitual en la declaración de la renta, el inventivo de 3.000 euros por empleo o la reforma del modelo energético fueron otras de las medidas destacadas por el ‘número dos’ del PP autonómico.

Convencido de que se mantendrán las políticas sociales, pese al recorte anunciado de 16.500 millones de euros en 2012 para cumplir el objetivo de déficit, Fernández Mañueco aplaudió la recuperación del Ministerio de Agricultura, dado que la Junta de Castilla y León considera al campo como un sector estratégico de la Comunidad.

“Es un discurso que pone el acento en las personas”, concluyó el secretario autonómico del PP, quien recalcó que el proyecto presentado, aunque fiel al programa electoral y “previsible”, sí “ilusiona” en las expectativas de los ciudadanos para salir de la recesión económica que vivimos desde 2008.