El presidente de la Comisión Gestora de la Fundación Caja Segovia, Rafael Encinas, presentó su dimisión al frente del órgano que fue constituido el pasado 4 de diciembre. El que también fue presidente de la entidad antes de su conversión en Fundación de Carácter Especial presentó su renuncia según ha podido conocer hoy Segoviaudaz.es, como también lo ha hecho otro de los miembros de la gestora, José María Llorente Ayuso.

Como una decisión personal, Encinas explicó en declaraciones a la Cadena SER que su renuncia se debe a una necesidad de “encarrilar” la conversión en fundación de la antigua Caja Segovia y explicó que este trámite debe de llevarse a cabo lo más rápidamente posible. En este sentido aseguró que dicha comisión debe de estar compuesta por un menor número de componentes y se desligó de cualquier decisión política.

Tras remitir una carta el pasado viernes al registro de la Junta para solicitar su cese voluntario, Encinas señaló que “nadie es imprescindible” y que la tarea a la que se enfrenta la entidad debe de hacerse lo más rápidamente posible, más aún cuando la situación “ha caído en una cascada de problemas”.

El pasado día 4 de diciembre se constituía la Comisión Gestora de la Fundación de Carácter Especial de la que formaban parte doce miembros. Como resultante de la transformación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia, la gestión recaía en los miembros del Consejo de Administración de la Caja inscritos en el Registro de Altos Cargos de las Cajas de Ahorro de Castilla y León en el momento de materializarse su transformación en fundación de carácter especial. Éstos son Rafael Encinas García de la Barga, Aurea Juárez Galindo, Elena García Gil, Víctor Bruno Martín Fernández. Inmaculada Merino Herranz, Beatriz Prados de Andrea, José María Yagüe Gómez, M.ª Concepción González Díaz, Olga Llorente Tabanera, Juana Borrego Izquierdo, José María Llorente Ayuso, y Francisco Javier Reguera García.