Ante la subida de precios de las Lanzaderas y Avant del 4,1%, casi 2 puntos más que la subida que se solicitará para Alta Velocidad (2,3%) y un 1% más que la que se pedirá para los servicios de Cercanías y resto de productos Media Distancia (3,1%), la Asociación de Usuarios de Ave Valladolid, ha querido mostrar su disconformidad ante la subida de precio que consideran » totalmente arbitraria y desproporcionada, máxime cuando hablamos de un producto que viene siendo empleado de forma mayoritaria por trabajadores y estudiantes».

La Asociación ha querido mostrar su indiganción ante lo que califican una absoluta falta de sensibilidad por parte de los responsables ministeriales y ferroviarios hacia las personas que deben procurarse el sustento y estudio a diario fuera de su ciudad de residencia.

Además asegurna que además de sentirse discriminados en cuanto a número de servicios, a pesar de que como la propia Operadora ha confirmado recientemente, los niveles de ocupación media demuestran que los trenes disponibles se ven desbordados ya no sólo en momentos de especial intensidad, sino también en horarios diarios que de no ser reservados con suficiente antelación se saturan sin remedio; suman esta sensación de disriminacion ante la subida de precios. Lo que califican de «aventura plagada de obstáculos en que se está convirtiendo la movilidad entre Valladolid y Madrid».

 

1 hora y 20 minutos de retraso con mala información

Bien en los andenes o en el interior del vestíbulo, los usuarios han permanecido en la estación de Valladolid Campogrande sin ningún tipo de información de lo que estaba aconteciendo hasta prácticamente las 8 de la mañana, momento en el que por fin se ha podido iniciar el viaje hacia Madrid.

Sin más noticias que las modificaciones del horario de salida que se iban produciendo en las pantallas, los viajeros han debido esperar a que solucionaran los problemas que impedían el correcto funcionamiento del convoy situado en la vía 2.

Según ha informado la Oficina de Atención al Cliente ante la insistencia de algunos viajeros, se estaba procediendo al envío de un convoy desde Madrid que podría dar como resultado que se iniciara el viaje desde Valladolid sobre las 9 de la mañana. Comentado este punto entre los usuarios, no se entendía que optara por tal solución, cuando tenían prevista la salida dos trenes con anterioridad a esa hora: un Alvia procedente de León a las 8:20 h y el AVE que partía de Valladolid a las 8:45 h, trenes en los que perfectamente se hubiera podido reubicar a los afectados. Además, después se ha podido saber que la unidad desplazada era la destinada a cubrir el trayecto Segovia – Madrid a las 8:00 h, con lo que probablemente también se hubiera causado perjuicio a los usuarios segovianos. Afortunadamente se han subsanado las deficiencias del material que se encontraba en la estación vallisoletana y tal y como arriba se indica, se ha podido comenzar el viaje alrededor de las 8 de la mañana.