La Comisión Territorial de Patrimonio ha autorizado el proyecto de obras para adaptación de usos en el antiguo Palacio Episcopal, promovida por el Obispado de Segovia. La Comisión dio su visto bueno a la petición planteada que pretende rehabilitar algunos elementos del inmueble y acondicionar el interior del edificio para los usos que permitan el sostenimiento de este edificio situado en el centro histórico de la ciudad del Acueducto.

El proyecto persigue la reapertura del Museo Diocesano; la instalación de dos exposiciones permanentes, una de cristales de La Granja y otra de cerámica de Zuloaga; la adecuación de una zona para talleres; la apertura de una tienda asociada al Museo y el condicionamiento de un área para cafetería que tendrá acceso desde el patio interior del Palacio, según informaron fuentes de la Delegación Territorial de la Junta.

Las obras propuestas no afectan al exterior del edificio. Entre las actuaciones que se van a llevar a cabo se va a recuperar la galería decimonónica del patio que se encuentra muy deteriorada, se va a intervenir en la escalera, se van a acondicionar las bóvedas de sótano y semisótano, se va a reforzar la estructura del forjado de la primera planta, se van a adecuar las áreas de aseos y se va a colocar una escalera desde el sótano para unificar la comunicación vertical del inmueble.

También en la reunión mantenida, la Comisión de Patrimonio autorizó las obras para la construcción del edificio que albergará el Museo de la Fundación MER, en el Paseo de San Juan de la Cruz de Segovia. El proyecto ya fue informado favorablemente por la Comisión Regional de Patrimonio Cultural, por el interés cultural de la iniciativa y su uso público, y el Plan Especial de Reforma Interior, necesario para la ubicación del Museo en esta zona de la ciudad, fue también aprobado por el Consejo de Urbanismo de Castilla y León. El edificio se plantea en tres plantas, dos de ellas sótanos y una exterior con un elemento emergente, para albergar la importantísima colección de arte contemporáneo de la Fundación MER, cuyos propietarios recibieron en 2004 el Premio al Coleccionismo de la Feria ARCO, que reúne obras, mayoritariamente pictóricas, de cerca de doscientos autores, de los más relevantes del panorama de la pintura contemporánea.

Entre los asuntos tratados en la provincia, la Comisión de Patrimonio ha aprobado el informe técnico sobre la actividad arqueológica vinculada a las obras de recuperación de las antiguas Tenerías de Cuéllar. La primera fase de los trabajos de excavación ha permitido localizar bajo el área del antiguo jardín la huella arqueológica patente de las viejas tenerías: una serie de fosas en piedra y noques de madera (pequeños estanques en los que se ponían a curtir las pieles). La aparición de estos hallazgos ha obligado a establecer las medidas de protección necesarias entre las que se señala que durante las obras de rehabilitación, cualquier movimiento de tierra en la zona del jardín se verá precedido de intervención arqueológica.