La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, se desplazó hoy a la entrada de Segovia, la N-110 (Soria-Plasencia) para pedir a los conductores que extremen la atención frente al volante para evitar percances. Ataviada con el chaleco reflectante y a pie de carretera, informó personalmente a los ciudadanos de los problemas que puede ocasionar la distracción cuando se conduce. Pilar Sanz estuvo acompañada del teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Miguel Jiménez, y del jefe provincial de Tráfico, Mariano Fernández, además de responsables del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil. Junto a ellos, la subdelegada repartió folletos informativos a los conductores sobre la campaña especial que está desarrollando la Dirección General de Tráfico (DGT), hasta el próximo 18 de marzo, sobre distracciones al volante.

Sanz ecordó que más de la mitad de las muertes en la provincia que se registran en la carretera están relacionadas con la distracción o la somnolencia, por lo que pidió “que se extremen las precauciones para evitar accidentes y fallecimientos”.

Entre las causas de distracción más frecuentes, citó hablar o marcar un número de teléfono, mirar un mapa, tratar de expulsar un insecto del coche, fumar o utilizar sistemas de navegación o GPS.

En este sentido, subrayó que, “tras un minuto y medio de conversación con el teléfono móvil, incluso con el manos libres, el conductor deja de percibir el 40 por ciento de las señales”. Además, destacó que “fumar multiplica por 1,5 por ciento el riesgo de sufrir un accidente de tráfico”.