Rafael Boró Díaz, candidato al congreso por el Partido Animalista (Pacma), se presenta a las elecciones por Segovia. En el programa, que puede verse en su página oficial destacan que tiene un objetivo claro: Proteger a los animales proteger a los animales en todos los ámbitos: educación, economía, cultura, tecnología, innovación, política exterior, justicia, sanidad, trabajo y asuntos sociales, fomento y políticas ambientales.

Educar en el respeto a los animales.

La educación debe basarse en el respeto y la sensibilidad con todas las especies. Para llegar a este objetivo es importante realizar campañas de sensibilización en los colegios, fomentar la adopción de animales de las perreras municipales y además, evitar la compraventa. Por otro lado, desde los primeros años de escuela se debe fomentar la actitud de respeto, sensibilidad a través de supresión de los contenidos que promuevan la falta de consideración hacia los animales en los libros de textos y otros materiales usados en los distintos grados educativos y la inclusión de asignaturas sobre ética y derechos de los animales.  

En cuanto a los comedores escolares se promueve desde PACMA la posibilidad de realizar menús  sin alimentos de origen animal, además de en las administraciones y edificios públicos: “ Debemos replantearnos la manera en que nos relacionamos con los animales, pues no es aceptable que los condenemos a una vida de sufrimiento y que no
respetemos sus intereses fundamentales”.  Para ello PACMA,  apuesta por una reforma de la Ley 17/2011  de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

El partido animalista cree en la educación pública “como un mecanismo para garantizar el derecho a la educación y para avanzar hacia una sociedad más igualitaria”. Para ello, proponen garantizar la gratuidad y el libre acceso a los libros de texto, incrementar el número de plazas de 0 a 3 años y la extensión de la red de centros educativos.

Cultura: Prohibición de festejos taurinos.
En el apartado de cultura se destaca,sobre todo, la prohibición de las corridas de toros y otros espectáculos. Estos también deben de ser retirados de las televisiones. Además, consideran relevante acabar con los circos con animales, ya que “son privados de su libertad y maltratados a lo largo de toda su vida con el objetivo de que realicen una serie de malabarismos y actividades cuando salen al escenario”.  
Por otro lado y relacionado con el ocio también creen que los zoológicos, acuarios y actividades deportivas que tienen que ver con los animales (carrera de caballos, hipica…) deben desaparecer. PACMA cree que en los animales, debido al estres del cautiverio, sufren infecciones y enfermedades.

Nuevas medidas y figuras.

El Partido Animalista considera fundamental la creación de un Defensor de los Animales que interponga recursos de inconstitucionalidad y amparo cuando los animales se encuentren en peligro.
Por otra parte, quieren la Reforma de la Ley Electoral para favorecer a los partidos pequeños y que por lo tanto, sea proporcional. Las medidas necesarias son la eliminación del requisito de presentación de firmas y de la barrera electoral. Incluso, PACMA fomenta los referendos estatales para que los ciudadanos puedan ser parte de las decisiones políticas.

Economía.

Fin de la cria y venta de animales, cerrar las granjas peleteras en España, medidas de austeridad para reducir el gasto presupuestario de los políticos, defender el sector de la agricultura y retirar las ayudas al sector ganadero.

Apoyo judicial a los animales.
Desde el Partido Animalista promueve nuevas medidas para mejorar la situación jurídica de los animales. La primera de todas es endurecer las penas para el maltrato animal, prohibir el sacrificio de animales sano  en los refugios y perreras: “Sin embargo, es imposible que se solucione este problema mientras siga siendo legal la cría y venta de animales, y mientras no se realicen campañas de esterilización”. Para llevar a cabo toda esta protección se creará una figura del Fiscal contra la Violencia sobre los Animales.

Finalmente, se defiende el Proyecto Gran Simio que destaca por dar derechos a los grandes primates como estrategias para romper las barreras entre especies: “Defendemos que todos los animales con capacidad para sentir tengan derechos que protejan sus intereses fundamentales”.

Sanidad.

Sus preocupaciones se encuentran en defender la salud humana, la de los animales y también de que la ley se preocupe por los animales en caso de divorcios o separación de las parejas.

“No más atropellos de animales”.
Desde PACMA se quiere reducir el número de muertes de animales salvajes en carreteras y en otras infraestructuras. Para eso se aislarán las vías, se vallarán los espacios o se establecerán pasos subterráneos. Además, se intentará facilitar el acceso de los animales a los lugares públicos
Ciencia y tecnología.
“La ciencia y la tecnología debe estar al servicio de todos los animales”. A pesar de este argumento, PACMA considera que se tienen que prohibir la experimentación animal y en su lugar potenciar alternativas científicas más éticas.
Ya que apoyan la educación alimentaria y la inclusión de los alimentos de origen no animal, promueven la financiación de proyectos de investigación para la producción de carne in vitro (carne cultivada): “Aunque ya existen investigaciones que han permitido obtener carne in vitro, no está disponible todavía para su consumo. La comercialización de carne in vitro evitaría el sufrimiento y la muerte de millones de animales cada año”. Y también, se cree necesaria la posibilidad de tener una Ley de Objeción Científica para no experimental con animales.

Políticas Ambientales.
Se oponen desde PACMA a la elaboración de un Catálogo de especies invasoras y quieren derogar la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad. Sus medidas son: promover intervenciones no violentas mediante el uso de dardos anéstesicos, esterilización o recolocación de especies. Por otro lado ,  la implantación de programas de control de natalidad y del establecimiento de control poblacional de animales salvajes y de los que están en la calle.