Los precios subieron en Segovia un 0,9 por ciento respecto a septiembre, lo mismo que la tasa anotada en Castilla y León y una décima más que la registrada por el conjunto de las comunidades. Así, la tasa interanual se sitúa en el 3,3 por ciento en la Comunidad, tres décimas por encima de la nacional, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo en lo que va de año, los precios aumentaron en Segovia un 2,1%, y repecto al mismo periodo de 2010 la cifra se sitúa en un 3,6%.

En términos mensuales, el grupo de vestido y calzado registró el mayor incremento del IPC en la Comunidad, con una subida del 9,7 por ciento, mientras que también creció el de bebidas alcohólicas y tabaco (1,1 por ciento), enseñanza (2,5 por ciento) alimentos y bebidas no alcohólicas (0,1 por ciento) y los grupos de vivienda, menaje y otros (0,8 por ciento y 0,2 por ciento).

Del otro lado, bajaron los grupos de ocio y cultura (-0,8 por ciento), de hoteles, cafés y restaurantes (-0,1 por ciento), medicina y transporte (-0,2 por ciento) y comunicaciones (0,6 por ciento).

En lo que va de año, donde la Comunidad experimentó un crecimiento del IPC del 2,1 por ciento solo bajaron los precios en los grupos de vestido y calzado (-2,7 por ciento), el de las comunicaciones (1,5 por ciento), medicina (-0,1 por ciento) y el de ocio y cultura (-0,7 por ciento).

De este modo, el grupo de vivienda acumuló el mayor aumento del IPC en la Comunidad (7,1 por ciento). Además, subió un 4,7 por ciento el de transporte; bebidas alcohólicas y tabaco (4,1 por ciento); enseñanza (3 por ciento); hoteles, cafés restaurantes (1,4 por ciento); alimentos y bebidas no alcohólicas (1,7 por ciento); otros (0,6 por ciento); y otros (2,4 por ciento).

En términos interanuales, en Castilla y León los únicos descensos del IPC se registraron en los grupos de comunicaciones (-1,5 por ciento), medicina (-0,1 por ciento) y ocio y cultura (-0,2 por ciento), mientras que se incrementaron en el resto. Así, subieron un 2,2 en alimentos y bebidas no alcohólicas, un 10,6 por ciento en bebidas alcohólicas y tabaco; un 0,4 por ciento en vestido y calzado; un 8,6 en vivienda; un 0,7 por ciento en menaje; un 7,5 por ciento en transporte; un 3,2 en enseñanza; un 1,2 en hoteles, cafés y restaurantes y un 2,7 por ciento en otros.