Según denuncia el Partido Socalista, en la provincia de Segovia, los casos de contaminación por arsénico se concentran en Sanchonuño, Navalmanzano, varias Entidades Locales de los municipios de Cuéllar y Santa María la Real de Nieva.

Los problemas de abastecimiento de agua afectan a cinco provincias de Castilla y León bien por el alto nivel de nitratos y arsénico, bien por la escasez del recurso hídrico.

La comarca abulense de La Moraña es una de las afectadas así como el municipio vallisoletano de Matapozuelos donde, a finales de enero, el ayuntamiento emitió un bando por el que prohibía el consumo de agua tras dispararse los niveles de arsénico en el acuífero del que se abastecen los vecinos, denunció el PSOE.

En otros casos, como en Zamora, el problema deriva porque los pozos de abastecimiento se han secado. También en algunos pueblos de Salamanca ha sido preciso el uso de camiones cisterna.

El grupo parlamentario socialista en las Cortes autonómicas ha registrado una proposición no de Ley, instando a la Junta de Castilla y León a la renovación de los Convenios de Sequía, así como a poner en marcha las ayudas a las Diputaciones provinciales y a los ayuntamientos que sufren problemas de abastecimiento de agua potable por contaminación o por escasez, porque desde el 31 de octubre las diputaciones y los ayuntamientos tienen que hacer frente en solitario a los gastos derivados del problema de abastecimiento de agua.

Según los datos que maneja el Partido Socialista, Castilla y León tiene en torno a un centenar de localidades, cuyos vecinos no disponen de agua potable en su red de abastecimiento, por contaminación del agua o por escasez, por lo que tienen que ser abastecidos con camiones cisternas o con agua embotellada.