Un hombre de 32 años falleció esta tarde en la localidad segoviana de Arroyo de Cuéllar. Los hechos ocurrieron en el domicilio familiar cuando el joven, agredió a su madre propinándole un golpe en la cabeza, según indicaron a Ical fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia. Después, él mismo intentó autolesionarse con un arma blanca. Posteriormente, el hombre falleció, de una parada cardiorespiratoria.

La mujer, de 55 años, necesitó atención médica y después fue trasladada al Hospital de Segovia, aunque en un primer momento recibió la asistencia en el domicilio familiar. Además del golpe en la cabeza, recibió algunas heridas al intentar evitar que su hijo se dañara con el arma blanca que portaba. El padre se enteró de lo sucedido a las 15.30 cuando llegó a la casa.

Será la autopsia la que determine la causa exacta del fallecimiento, aunque, según las mismas fuentes, las lesiones que se autoinfligió sí fueron determinantes en la parada cardiorespitaria que sufrió después y le causó la muerte.