Una treintena de años dedicada al sutil y a la vez desgarrador mundo de la danza otorgaron a María Victoria Romanos, directora del Estudio de Danza homónimo en Logroño (La Rioja), más que suficientes conocimientos para conocer a la perfección los entresijos de un arte que con los años continúa reinventándose. Consciente la importancia tanto de la técnica como del vestuario que viste a los artífices de los movimientos, la exposición “30 años diseñando para Ballet Clásico”, mostrará hasta el 4 de agosto en el patio del Colegio de Arquitectos, algunos de los ejemplares que han acompañado la trayectoria de la Casa de la Danza de la capital riojana.

La muestra, que reúne 25 ejemplares, da comienzo al 38 Festival de Segovia de la Fundación Don Juan de Borbón y está comisariada por Perfecto Uriel, quien destacó hoy el trabajo de Romanos encaminado a procurar una “parte muy cuidada para que el producto sea el mejor posible”. Acompañado por el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, la concejala de Cultura, Clara Luquero y la directora del Festival, Teresa Tardío, el comisario de la exposición avanzó que el año que viene volverán un año más a Segovia con más de ochenta objetos relacionados con el mundo de la danza y cuya propiedad ostentas bailarines en activo.

Rodeado de piezas utilizadas por los alumnos de la Escuela de Danza de Logroño, el patio ubicado en la calle Marqués del Arco, reúne los diseños y confecciones de María Victoria Romanos y repasa la propia evolución de materiales que ha ido unida a la danza a través de los años. Paños, sedas o terciopelos que acompañaron a grandes obras como el Cascanueces y que en algunos ejemplos incluso se llegaron a pintar sobre los cuerpos de los bailarines, como explicó Uriel.

En todo caso siempre una indumentaria realizada exclusivamente para el oficio del baile y que llena de color y detalles cada prenda convirtiéndolas en verdaderas obras de arte “alejándose de la industrialización”. Del clásico tul o el tutú pasando por otro tipo de tejidos vaporosos o capas, hasta un llamativo traje blanco largo de corte imperio, los trabajos de Romanos, muchas de ellas seleccionadas para distintos eventos en la Royal Academy de Londres, están acompañados por las fotografías de Teresa Rodríguez y los bocetos de vestuario del artista colombiano Fredy Rodríguez.