El Partido Popular de Segovia, con ocasión del Día Mundial de los derechos del Consumidor, recuerda que el consumo es el motor que mueve nuestra economía y hace accesibles productos y servicios para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro bienestar.

Para recuperar los niveles de consumo de las familias y empresas españolas es clave restablecer la confianza de los consumidores a través de una política económica que genere credibilidad, empleo y riqueza.

El Partido Popular entiende que es necesario fomentar la responsabilidad social en el gasto público, el consumo moderado y el impulso de una solidaridad efectiva con las personas que están sufriendo más los efectos del actual escenario económico y, para ello, es fundamental el ejemplo de la Administración y de todos los representantes políticos.

La existencia de unos recursos limitados, el derecho a una información rigurosa, el reciclaje y la concienciación hacia un consumo responsable, son líneas de trabajo indispensables del presente y del futuro de nuestra sociedad. En este sentido, según el PP, el aprendizaje de hábitos cívicos debe adquirirse desde las primeras etapas de la vida para asegurar la preservación de los recursos básicos de forma que, las siguientes generaciones, dispongan de las mismas oportunidades de crecimiento.

El Partido Popular apoya y reconoce la labor de las Organizaciones de Consumidores y Usuarios y reclama un consumo racional de los medicamentos y de los servicios sociosanitarios. Solicita también la complicidad de la sociedad para garantizar y mantener la calidad de los servicios sociales básicos.