El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha presidido la firma de un convenio de colaboración para el fomento del empleo en las entidades locales, con cada uno de los 267 ayuntamientos con más de 1.000 habitantes de la Región. El objetivo de estas ayudas de la Consejería de Economía y Empleo es financiar la contratación temporal de trabajadores desempleados e inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León.

Los 267 convenios firmados entre la Junta y las corporaciones locales de Castilla y León cuentan con 18 millones de euros para el año 2010. Estos 18 millones de euros son una pequeña parte de los 105 millones de euros que se destinan al programa de creación, mantenimiento y protección de los trabajadores de Castilla y León.

Estos municipios suponen el 12% de los ayuntamientos de toda Castilla y León aunque acumulan el 87% de los desempleados de la región.

En Segovia 23 municipios recibirán ayudas directas de la Junta de Castilla y León por valor de 1.010.700 euros.

Con este dinero se hace frente al 100% de los costes de contratación de los trabajadores que incluye el salario base de convenio, los distintos pluses y partes proporcionales de pagas extraordinarias así como el importe de la aportación empresarial de la Entidad a la Seguridad Social. También incluye los finiquitos.

La Junta de Castilla y León prevé crear 2.100 empleos con estos 18 millones en ayudas a Ayuntamientos de más de 1000 habitantes. Esta creación de empleo local forma parte de los 15.000 puestos de trabajo que se crearán durante 2010 en ayuntamientos de Castilla y León a través de los programas de promoción de empleo en corporaciones locales que impulsa la Junta y que están dotados con 105 millones.

El conjunto de políticas activas de Empleo para 2010 que desarrolla la Junta de Castilla y León superan los 300 millones de euros. Es la primera vez que Castilla y León destina ese dinero a la creación de empleo. De esta cuantía para las políticas de Empleo, 200 millones están destinados a promoción e incentivación del empleo en todo tipo de entidades, es decir tanto corporaciones locales como empresas. Es una cifra que no tiene precedentes en la historia de Castilla y León, más cuando la Junta viene reivindicando al gobierno central, desde 2007, un Plan Especial de Empleo que cofinancie el esfuerzo inversor autonómico en políticas activas de empleo para el año 2010, de las misma forma que comunidades autónomas como Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha.

 De los fondos destinados por la Junta a la creación de empleo, entre el 55 y 60% está destinado a la creación de empleo en Ayuntamientos de la Región. Esto supone que el dinero que los ayuntamientos gestionan durante este año se incrementa entre un 25 y un 30% más que el año 2009.

Castilla y León es, en estos momentos, la comunidad autónoma que más dinero destina en España, proporcionalmente a su población, a políticas activas de empleo y a promoción de empleo con fondos propios.  

 Esta medida de contratación de trabajadores desempleados en municipios de más de 1.000 habitantes está integrada en el IV Plan Regional de Empleo de Castilla y León 2007-2010, que tiene como prioridad estimular la actividad laboral creando puestos de trabajo y luchando contra el desempleo.

Ante la duración de la situación de crisis económica generalizada, y al igual que ya se hiciera el año pasado, la Junta de Castilla y León ha aprobado que la concesión del importe se realice a través de subvenciones directas, facilitando así una mayor agilidad y eficiencia en la gestión de los programas, con la posibilidad de planificar y realizar las contrataciones en el momento que más lo necesitan las corporaciones locales.

La distribución del convenio para el fomento del empleo en las entidades locales firmado hoy por la administración regional y los responsables municipales de la provincia de Segovia es la que figura en la siguiente tabla.