Los empresarios de Castilla y León auguran descensos en la inversión y en la producción del sector de la construcción durante los próximos meses, así como una caída en el nivel de prestaciones y también en el de inversión del sector servicios. En cambio, esperan una recuperación en la cartera de pedidos extranjera del sector industrial.

Así, las productoras de bienes intermedios prevén aumentos en la cartera de pedidos internacionales, que contrastan con los descensos que se esperan en la producción y en los pedidos del resto de industrias. Las ramas de minería de carbón, minería y metales y alimentación son “las más optimistas” del sector industrial, al contemplar para los próximos meses aumentos en la cartera de pedidos y en la producción.

Destacan también las expectativas de aumentos de la inversión en las ramas de papel y química. En esta última también se prevén aumentos en la producción y en la cartera de pedidos extranjera, según informa la Dirección General de Estadística de la Consejería de Hacienda de la Junta en nota de prensa.

Por su parte, los empresarios del sector de la construcción auguran para los próximos meses descensos tanto en la producción como en la inversión en todas sus ramas: obras civiles, construcciones industriales y viviendas. El sector servicios prevé también descensos, tanto en el nivel de prestación de servicios como en el de inversión, en comercio, transporte y comunicaciones y servicios destinados a su venta, según las mismas fuentes.

Durante el cuarto trimestre del pasado año, el clima empresarial mejoró en la construcción y en la industria -sector este último que registra el clima menos pesimista- y retrocedió “muy ligeramente” en el sector servicios con respecto al tercer trimestre del año.

Según los empresarios, en los últimos tres meses de 2010 mejoró el clima en las industrias de bienes de inversión y de consumo, con una recuperación de tres y 15 puntos respectivamente, y empeoró en las de bienes intermedios, con una caída de tres puntos. Todas las ramas, excepto las de minería de carbón, textil y material de transporte, experimentaron una mejora en su clima industrial, especialmente las de alimentación y química. Minerales y metales mejoró “más ligeramente” que el resto, pero es “la única” con signo positivo.

El clima también mejoró, aunque sólo “ligeramente”, en las tres ramas de la construcción, que durante el cuarto trimestre del pasado año siguieron en los niveles “muy negativos” del resto del año. En lo que respecta al sector servicios, los empresarios de comercio y otros servicios destinados a la venta consideraron que el clima mejoró ligeramente respecto al tercer trimestre, mientras que en transporte y comunicaciones retrocedió. El las tres ramas se mantuvo negativo.