El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, aseguró hoy que no ve ningún futuro a la Fundación Caja Segovia. El socialista considera que no se han marcado “ninguna de las pautas necesarias” relativas a las finalidades de la Fundación o a los elementos económicos con los que cuenta para su puesta en marcha.

Además, a su parecer, aún no han sido marcados los objetivos necesarios para iniciar la nueva etapa: “Se están haciendo las cosas al revés”, sentenció ante los periodistas tras afirmar que se ha partido “de la destrucción para luego empezar a construir”. La futura fundación podrá estar formalizada en un plazo de tres meses, según lo calculan los miembros de la gestora designada por la Junta de Castilla y León.