Las tormentas que han barrido de oeste a este la Comunidad Autónoma dejaron hasta las 15:00 horas más de 1.600 descargas eléctricas y fuertes lluvias de hasta 30,8 litros por metro cuadrado en el norte de las provincias de León y Palencia y en Salamanca capital. No obstante, según los mapas de evolución de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) el aparato eléctrico y las precipitaciones de mayor intensidad afectaron a zonas de montaña del norte de Castilla y León.

Asimismo, la estación de la Aemet en Riaño había registrado hasta las 15:00 horas un total de 30,8 litros por metro cuadrado, una marca ligeramente superior a la de Posada de Valdeón y Soto de Sajambre, con 28,6 litros por metro cuadrado. También, llovió con fuerza esta madrugada en la capital charra, donde cayeron 23,2 litros por metro cuadrado.

También, según datos de la Aemet, se contabilizaron precipitaciones elevadas propias de tormentas en Gotarrendura (Ávila) con 20,6 litros por metro cuadrado y Fuente el Sol (Valladolid) con 19,2 litros por metro cuadrado. Además, en Gotarrendura, Pedraza (Segovia), Muñotello (Ávila), Fresno de Cantiespino (Segovia) y Sardón de Duero (Valladolid) se registraron rachas de hasta 60 kilómetros por hora.

En cuanto a las temperaturas, las más altas se registran a estas horas en Sotillo de la Adrada (Ávila) con 28,2 grados centrígrados, seguida de Miranda de Ebro (Burgos), con 26,6; Segovia, con 26; Almazul (Soria), con 25 y Belorado (Burgos), con 24,9. Las más bajas las anotaron Villarejo del Valle (Ávila), con 12,1 grados, seguida de las localidades leonesas de La Pola de Gordón, con 12,5; Riaño (León), con 12,9, y Posada de Valdeón, con 13.

Este episodio de tormentas llevó a la Agencia de Protección Civil de Castilla y León a alertar sobre la elevada probabilidad de que se produjeran lluvias, acompañadas de rachas de viento y granizo en las nueve provincias.