El conjunto de cuerdas del Trinity Collage of Music, considerado como el centro de formación musical más importante del Reino Unido, protagonizó la noche del sábado el primer ‘Concierto de las Velas’ de 2010, que fue presenciado por cerca de 1.500 personas en la Plaza Mayor de Pedraza de la Sierra.

Como ya es tradicional, el primer y el segundo fin de semana del mes de julio, Pedraza se engalanó con cerca de 30.000 velas, que fueron encendidas tanto por los vecinos del pueblo como por los miles de visitantes –en torno a 7.000- que acudieron a esta anual cita.

Año a año, Pedraza ha ido mejorando su aspecto en los conciertos de las velas -el motivo primigenio de esta singular fiesta- y 2010 trajo varias novedades, localizadas la mayoría extramuros de la villa. Ejerciendo de introito para los invitados a la ceremonia, La Velilla se puso guapa, con un buen puñado de velas. Otro tanto hizo la Casa del Águila Imperial. Para ofrecer mayor comodidad de los visitantes, este año la Fundación Villa de Pedraza y el Ayuntamiento de la localidad han realizado un esfuerzo acondicionando los aparcamientos fuera de la muralla.

Puertas adentro, Pedraza lució como siempre, bellísima. Sus monumentos vestían el obligado traje de gala, de velas. Y la villa presentó así de nuevo su imagen más famosa, a la luz de las velas, en un cuadro con aires pretéritos, de cuando ‘Petracia Serrana’ era lugar de nobles. Aun cuando la afluencia fue masiva, el partido España – Paraguay restó algo de público por las calles.

Para deleite del público, la mayoría de los establecimientos comerciales siguió los consejos de la Fundación Villa de Pedraza, de forma que desconectaron su iluminación exterior y minimizaron la interior, contribuyendo así a crear el ambiente propio de la villa en las noches de ‘los Conciertos…’. Ya de madrugada comenzaron los trabajos de recogida de las candelas, con la intención de que Pedraza recupere hoy su aspecto cotidiano. Será hasta el próximo sábado, cuando actúe ‘Strauss Festival Orchester Wien’, un concierto que se vaticina más popular que el de ayer, a tenor de su programa, y en el que las calles volverán a llenarse de público, con la venia, como siempre, del fútbol.