Una media de 923.676 personas estuvieron afiliadas a la Seguridad Social en Castilla y León en junio de 2010, lo que supone un descenso del 1,5 por ciento respecto a las contabilizadas en el mismo mes del año anterior, frente a una bajada en España del 1,7 por ciento, hasta los 17,78 millones. Asimismo y según lo datos facilitados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, el número medio de afiliados a la Seguridad Social aumentó en junio en la Comunidad, respecto al mes anterior, un 0,3 por ciento, frente a una subida en el conjunto nacional del 0,1 por ciento.

La mayor parte de los afiliados registrados en Castilla y León en el mes de análisis lo estaba en el régimen general, 685.087, seguido por el de autónomos, 209.077, el agraria, 15.723, el de empleados del hogar, 11.504, y el de la minería de carbón, 2.285.

Por provincias y en la comparación interanual, el número medio de afiliados descendió en junio en Ávila (54.763), un 3,3 por ciento, en Segovia (60.117), un 2,1 por ciento, en Salamanca (119.665) y en León (167.558), un 1,9 por ciento, en ambos casos, en Valladolid (208.143), un 1,3 por ciento, en Palencia (64.153), un 1,3 por ciento, en Zamora (61.713), un 1,2 por ciento, en Burgos (148.961), un 0,6 por ciento, y en Soria (38.605), un 0,3 por ciento.

Por lo que respecta a la comparación mensual, el número medio de afiliados sólo descendió en Segovia, un 0,1 por ciento, y se elevó en Soria un 0,6 por ciento, en Burgos un 0,5 por ciento, en León, Salamanca y Zamora, un 0,4 por ciento, en Palencia, un 0,3 por ciento, y en Ávila, un 0,2 por ciento. En Valladolid, la afiliación permaneció estable.