La cooperativa de agricultores ‘Patatas de Pueblo’ abrió ayer sus puertas al público segoviano por segundo año consecutivo donde los consumidores podrán adquirir directamente sus productos desde los agricultores que las cultivan ofreciendo calidad a un precio justo. Además de en Segovia e internet (patatasdepueblo.com) venden en su almacén central en Fuente de Santa Cruz (Segovia), y el próximo mes de octubre ampliarán su red de establecimientos abriendo también el Valladolid.

La cooperativa agrícola Hortícolas Controladas Calidad Fuente (HORCOCAF), que promueve esta pionera iniciativa en Castilla y León, es una cooperativa agraria tradicional formada únicamente por agricultores con experiencia, según un comunicado.

Sus pilares fundamentales son la producción de patatas de variedad ‘Monalisa’, apreciada en el mercado, adaptable a la preparación de todos los platos y al exhaustivo control de calidad, marcan un precio justo tanto para el consumidor final como para el agricultor, además de promover una alimentación sana y responsable. Todo desde los más estrictos códigos de buenas prácticas y cultivo sostenible para garantizar la calidad de los productos.

La producción de ‘Patatas de Pueblo’ está avalada por la Certificación Externa de Calidad, otorgada por Agroin Certificaciones, además de por su Certificación “Calidad Fuente”, por la se comprometen a cumplir estos principios de riguroso control desde la siembra del producto hasta la venta al consumidor.

Las Patatas de Pueblo son Auténticas, porque son de cultivos propios y sólo se distribuyen por nuestros agricultores. Tradicionales, porque se producen con la experiencia de varias generaciones. Autóctonas, porque nacen en excelentes tierras propicias para su cultivo. Certificadas, porque cumplen con los más rigurosos y exhaustivos controles de calidad.

Directamente del agricultor a su casa, las Patatas de Pueblo se distribuyen por los mismos agricultores que las cultivan, por eso pueden ofrecer una calidad superior a un precio justo. Para mantener el alto nivel de calidad en todo el proceso, las Patatas de Pueblo se distribuyen cajas y sacos cerrados de papel reciclado, de esta manera la luz del sol no daña sus propiedades, y además están solamente cepilladas y no lavadas, así el agua tampoco deteriora su calidad.