El presidente del Tribunal Constitucional garantizó la labor que realiza el Tribunal, institución que procura resolver estos asuntos con la mayor celeridad posible aunque es necesario que los temas estén ultimados, y terminadas las alegaciones de las partes, para poder “resolver meditadamente y no de forma imprevisada”, subrayó. Pascual Sala no ofreció una fecha para la resolución del recurso pero sí especificó que, si la decisión se pospone al final de verano, no será por vacaciones si no por tener todo bien estudiado.

En cuanto a la cantidad de causas que llegan al Tribunal Constitucional y los medios de los que dispone, Pascual Sala reconoció que “siempre todo el mundo desea más medios, pero, con lo que tenemos, podemos salir adelante, aunque quizá no con la rapidez que demandan los medios de comunicación y la propia ciudadanía”. Añadió que el Tribunal Constitucional hace todo lo posible, por lo que “no nos quejamos y ahora en plena crisis” no podemos solicitar más medios. El presidente del Tribunal Constitucional reconoció que la institución tiene un importante volumen de trabajo y que había “un considerable retraso por recursos muy laboriosos” de la etapa anterior.

Pascual Sala se refirió también a la creación de una comisión sobre el futuro de Cataluña. Sala fue tajante al señalar que “nosotros consideramos y analizamos lo que se somete a nuestra decisión exclusivamente”; el resto “son actuaciones políticas”, añadió.

Pascual Sala participó en Segovia en el ciclo de conferencias ‘Valores y Sociedad’ en el que pronunció una charla sobre ‘Protección de los derechos fundamentales por la justicia constitucional”. Previamente, fue recibido por el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, algunos concejales y el presidente de la Fundación Valsaín, Álvaro Gil Robles, en el consistorio segoviano donde firmó en el Libro de Honor de la ciudad. Pascual Sala mostró su satisfacción por estar en una ciudad “preciosa, que me llena y me alegra”.