El parque eólico ‘Grado’ ubicado en el término municipal de Ayllón (Segovia) comparte un total de 16 aerogeneradores con las provincias de Soria y Guadalajara, reportando al Ayuntamiento segoviano hasta 50.000 euros de beneficios. Un montante que su alcaldesa, Sonia Palomar, considera “importantísimo” y que se convierte en más necesario aún en unos tiempos de crisis en los que “tenemos que aprender a ser eficientes y poner en valor nuestros recursos disponibles”.

A los 27.778,17 euros anuales que recibe Ayllón en concepto de impuestos por el establecimiento del parque eólico en Grado del Pico se suman los ingresos patrimoniales que el municipio recibe por el arrendamiento de los terrenos y que son, según su alcaldesa, “prácticamente los únicos que recibimos”. Palomar incide en la necesidad de “depender lo menos posible de una financiación externa” por lo que no descartaría la instalación de infraestructuras similares si se diera el caso.

A pesar de la polémica que suscitó la puesta en marcha del parque eólico en el espectacular entorno natural que lo alberga, Palomar asegura que los habitantes tienen más que “interiorizado” su uso y asegura que aunque por el momento la energía que producen no se usa en el término municipal considera que podría revisar los términos del contrato para establecer su uso en Ayllón.

 

Navares de Enmedio:

Francisco Gutiérrez, alcalde de la localidad segoviana de Navares de Enmedio, ha apuntado que desde el año 2003, que se instalaron los molinos eólicos en la zona, el Ayuntamiento de la localidad “no ha visto ni un solo euro”.

El edil ha manifestado que por ahora no puede afirmar que la instalación de los molinos haya supuesto un beneficio para la localidad, ya que “se cobró un dinero indebido” que el anterior alcalde tendría que haber devuelto, pero el ayuntamiento “no disponía de esa cantidad”, añadiendo que “no sabe en qué se lo gastarían”.

En cualquier caso, Francisco Gutiérrez, ha explicado que el ayuntamiento de la localidad posee unos ingresos fijos de 50.000 euros anuales. El cánon que se cobra por la instalación de los parques eólicos, también es de 50.000 euros al año, lo que haría que el ayuntamiento contase con el doble de su presupuesto, y pudiesen notar una mejora de la situación económica de Navares de Enmedio.

El uso de la energía eólica no es para la localidad, sino que es privado.

Tienen previsto desarrollar una segunda fase de molinos eólicos en Navares de las Cuevas y Aldeanueva de la Serrezuela, pero el proyecto se encuentra parado por la situación actual del país y la falta de subvenciones.