¿Hay fórmulas mágicas para crear empleo?

No creo que haya fórmulas mágicas, simplemente hay que apostar por la formación, nosotros nos dedicamos a fomentar el empleo, y a crear empleo. Se pretende potenciar los Centros de Iniciativas, Empleo y Empresas. ¿Pueden ser una solución contra el paro?

Claro, esta una de las claves. Lo fundamental para fomentar el empleo es unirnos todas las fuerzas sociales que estemos preocupados por el tema laboral.

 

¿Es necesario buscar nuevos yacimientos de trabajo? ¿Nuevos negocios con los que generar puestos de trabajo?

Sí, ahí está otra de las patas de este asunto. Dentro de este punto entran en juego las nuevas tecnologías, que son nuestra gran esperanza, porque hay mucho empleo, mucho por hacer, hay mucha demanda… y es un nicho que nos interesa muchísimo.

 

¿Es muy arriesgado ser empresario hoy en día o es una alternativa al desempleo?

La crisis lo que hace es modificar todos los elementos, y más una crisis como la que estamos viviendo, que no es una crisis normal, sino global. Ser empresario en estos tiempos es arriesgado y difícil. Lo que va a ocurrir es que vamos a ver cambios en la sociedad, y hay que estar atentos a esos cambios para que cada uno se vaya colocando en su sitio correspondiente.

 

¿Cómo se puede fomentar el espíritu emprendedor?

Pues con esfuerzo, con ilusión, con ganas de hacer cosas y viendo los resultados. Es decir, en mi opinión, lo primero que tiene que hacer es visualizar los resultados. Dicen que las empresas, cuando se montan, fracasan casi la mitad, eso es lo que hay que evitar; el fracaso. Hay que planear bien para conseguir los éxitos. Una de nuestras funciones es el asesoramiento, nos encontramos, con mucha frecuencia, con empresas que están mal planteadas, por ello es muy importante ese asesoramiento y tener una idea traducida a la realidad económica, que es un planteamiento que suele fallar mucho.

 

Entonces, básicamente radica en la formación del empresario…

En la formación de empresarios y en enseñar la técnica a los empresarios. Hay una técnica para ser empresario, en este terreno, todo está inventado, enseñarles los riesgos que corren, es decir, manejar los valores económicos y no hacer ninguna fantasía, porque hay mucho empresario y mucho fantasioso, hay que evitar siempre la fantasía, porque la fantasía no da más que perjuicios económicos, fracasos, y esos fracasos generan también fracasos personales.

 

¿Qué medidas se pueden adoptar para facilitar el acceso al mercado laboral a los colectivos que lo tienen más difícil como los mayores de 45 años, los jóvenes o las mujeres?

Por parte de la administración, hay que encontrar las medidas fiscales y las medidas de apoyos para fomentar todo tipo de empleo. El Gobierno siempre está pendiente de este tipo de cosas para favorecer al empresario a bases de descuentos, que es un poco la solución. Pero lo que me preocupa especialmente es el empleo joven; el primer empleo o empleo juvenil es lo más grave que hay en este momento.

 

Hablando de mayores, en el programa electoral dice que hay que aprovechar la experiencia de los jubilados…

Eso es así. Los jubilados tienen una gran experiencia y hay que darles todo, sobre todo en dos campos; no solo en el campo de la experiencia, sino en el personal, sobre todo en estos tiempos en que los jubilados cada vez son más jóvenes. En sectores como por ejemplo la banca son personas que están en plena capacidad y con una gran experiencia, que sin duda, hay que aprovechar.

 

También es concejal de Nuevas Tecnologías. ¿Qué retos se propone en esta línea?

Tenemos principalmente el CAT, el Círculo de las Artes y la Tecnología, es un gran reto que consiste principalmente en crear dentro de ese espacio una serie de empresas de nueva y alta tecnología. Lo que andamos buscando en este esfuerzo que estamos haciendo es implicar empresas, pero no a nivel local o nacional, sino a nivel internacional. El proyecto es crear una red de empresas a nivel internacional.

 

¿Qué beneficios aportan las nuevas tecnologías a una ciudad como ésta?

Directamente pueden cambiar la ciudad, es decir, si conseguimos empresas realmente importantes, podemos hablar de mil puestos de trabajo. Es una cantidad importante de gente muy cualificada que puede cambiar absolutamente la ciudad, darle un aire nuevo, no solamente en cuanto a empleo, sino de cultura o de economía.

 

¿Cree que los ciudadanos son conscientes de la importancia de las nuevas tecnologías? ¿Sería necesaria una campaña con esa finalidad?

Absolutamente. Igual la gente mayor maneja la técnica con mucho cuidado, pero la gente joven maneja las nuevas tecnologías desde pequeños, tienen una facilidad pasmosa porque han nacido con ellas y están totalmente integrados. No tengo ninguna duda de que es el futuro. Cuando hablamos de nuevas tecnologías es mejor hablar de tecnologías inmediatas, porque si hablamos de nuevas tecnologías nos referimos a algo que casi es para profesionales. El programa que hemos organizado se llama ‘Digitalízate’, que trata de que la gente aprenda a manejar el correo o las aplicaciones básicas e inmediatas. A otros niveles ya supone un trabajo, desde un arquitecto, un médico, los que diseñan videojuegos…

 

¿Cree que será una legislatura complicada, especialmente para el responsable de Empleo, por la actual situación económica?

Lo que yo entiendo es que las crisis son buenas y malas, en principio malas, porque nos han dejado a todos descolocados. Lo que hay que hacer es pensar y desarrollar el ingenio y prepararse para ese cambio que tiene que producirse.

 

¿Qué proyectos tiene pensado llevar a cabo a lo largo de esta legislatura?

Apuesto por la formación, por el empleo, por ayudar a las empresas a instalarse, y los ejes son muy claros; un eje formativo, que es quizás el que más nos interesa, tanto para trabajadores o desempleados, como a empresarios y emprendedores. Creo que la formación es indispensable para ayudar a fomentar el empleo. En segundo lugar, apostamos por los viveros municipales; hemos creado viveros municipales de empresas y de oficios. Tenemos en este momento tres viveros: uno en la zona de San Millán, otro en el centro de la ciudad al lado de la antigua Casa del Socorro, y finalmente otro en San Lorenzo para oficios. En estos sitios es donde los jóvenes emprendedores pueden ubicarse y empezar su proyecto con un precio barato. Finalmente, tenemos en mente el proyecto de Europa Direct.