‘Una única profesora para impartir clase a 7 cursos distintos de niños entre 3 y 11 años’ en el colegio de la localidad segoviana Santo Tomé del Puerto, Nuestra Señora de la Natividad, que tiene 11 alumnos. Esta es la denuncia que la Asociación de Madres y Padres del colegio ha hecho pública a través de un comunicado para quejarse de ‘las carencias educativas’ que achacan al director del colegio de Riaza, del que dependen, Pablo Martín.

La Asociación denuncia que el director ‘ha coaccionado en su despacho a las madres de dos posibles alumnos para que no matricularan a sus hijos en Santo Tomé’ y además ha denunciado la falta de apoyo que solicitaron al director a la hora de instar a la Dirección Provincial de Educación una segunda profesora. Según los padres y madres, Martín remitió una carta a dicha institución para explicar que no era necesaria dicha profesora ‘por contar nuestro colegio con 11 alumnos, cuando son necesarios 12 según una norma interna de la Consejería de Educación para que sea concedida automáticamente’, señalan.

Además, apuntan que el diseño de los horarios deja desatendidos, dependiendo de las horas, a los alumnos de infantil o a los de primaria, y que el director destinó a Santo Tomé a profesoras sin carnet de conducir que dependen del transporte público para llegar al colegio y no podían cumplir con su horario lectivo, haciendo que durante el curso 2009-2010, los alumnos de infantil perdieran alrededor de 30 horas lectivas. Por otro lado, critican que en diferentes ocasiones haya olvidado mandar profesores sustitutos cuando ha existido bajas por enfermedad.

Para finalizar, la Asociación de Madres y Padres del colegio apunta el olvido al que les tiene sometido la Dirección Provincial de Educación, de la que señalan, no tienen noticias.