Agentes de la Guardia Civil de Segovia detuvieron a seis hombres como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, en la madrugada del pasado lunes, 18 de marzo, cuando trataban de arrancar el cable de cobre subterráneo de una línea de comunicación que discurre paralelo a la línea férrea Madrid-Burgos en las inmediaciones de la estación de Maderuelo (Segovia).

Según señalaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, los detenidos que han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de Sepúlveda, utilizaron un turismo, atando el cable a la bola de enganche de remolque. Éstos responden a las siglas , M.E.R., de 22 años de edad; M.N.A., de 27; B.Y.F., de 52; G.R.P., de 33; R.B.E., de 41; y F.S.D., de 54 años, todos de nacionalidad búlgara y vecinos de Peñafiel (Valladolid).

Asimismo, durante la noche del pasado día 15 de marzo, a la altura del kilómetro 158 de la línea férrea Madrid-Burgos, cerca también de la estación de Maderuelo fue sustraído cable de cobre de un tendido de esta línea y se produjeron daños por valor de 5.000 euros. Agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia establecieron un dispositivo para detener a los autores del robo, coordinando las labores con efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos.

El vehículo presuntamente utilizado por los autores fue encontrado en Fuentespina (Burgos). Sus ocupantes, al observar la presencia policial, emprendieron una veloz huida, realizando maniobras peligrosas para el resto de usuarios como cambios de sentido y adelantamientos con gran temeridad.

Se dirigieron entonces a en un camino de tierra, en el que, dada la elevada velocidad a la que circulaban, superior a los 130 kilómetros por hora, perdieron el control de vehículo y sufrieron un accidente, por lo que tuvieron que ser evacuados por una dotación sanitaria del Sacyl hasta el Hospital Comarcal ‘Santos Reyes’ de Aranda de Duero (Burgos), donde, tras ser atendidos, fueron finalmente detenidos por agentes del Puesto de esta localidad.

Los detenidos son J.F.R.E., de 33 años de edad y nacionalidad hondureña; y A.G.R., de de 28 años y nacionalidad española, ambos residentes en Burgos. Han pasado a disposición judicial. Dentro del turismo, la Guardia Civil encontró unos 50 metros de cable de cobre, así como varias herramientas, como una sierra y una barra de uña.