Renfe pondrá en servicio los trenes Alvia de última generación de la serie 120.050 entre Madrid y la cornisa cantábrica, pasando por Segovia, que se adaptan más eficientemente a la demanda y se ajustan en mayor medida a las condiciones de la línea. Estos nuevos trenes sustituirán a los Alvia S-130 y ofrecen los mismos niveles de prestaciones, calidad y confort para los viajeros.

Los Alvia S-130 que prestan servicio actualmente, entrarán en los talleres para su transformación y posterior adecuación a nuevas necesidades de explotación. De esta forma, la implantación de los nuevos trenes S-120 y la retirada del servicio de los Alvia S-130 se realizará de forma paulatina, aplicando criterios de ocupación de los trenes. En el primer semestre de 2011 se sustituirán los trenes con destino el País Vasco, mientras que en el segundo semestre de este año lo harán los que llegan a Cantabria. Por su parte, la conexión con Asturias no tendrá estos nuevos trenes hasta el primer semestre de 2012.

Estos nuevos trenes, por tanto, suponen una mejora para los usuarios de Segovia-Guiomar, ya que se incluirán en el trayecto que conecta Alicante con Segovia, y continúa hasta las diferentes ciudades de la costa cantábrica.

 

Servicio de alta velocidad y altas prestaciones

Los primeros trenes Alvia comenzaron a funcionar entre Asturias y Madrid el 6 de noviembre de 2007 por la línea convencional, en sustitución de otros tantos trenes Talgo. A partir del 23 de diciembre de 2007, con la entrada en servicio de la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid, Renfe amplió el servicio a tres Alvia y comenzaron a circular por la línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid. Este cambio supuso una reducción importante de los tiempos de viaje, que pasaron de 6.15 horas entre Gijón y Madrid a 5.05 horas (4.32 horas entre Oviedo y Madrid). El 15 de septiembre de 2008, Renfe puso en servicio el cuarto Alvia entre Gijón y Madrid.

Los servicios Alvia han disfrutado de una gran acogida por parte de los asturianos. Renfe ha ampliado el número de viajeros que utilizan estos trenes en Asturias, pasando de 193.000 viajeros (subidos más bajados en Asturias) en el año 2006, a 395.500 durante el año 2010. El número de viajeros de los Alvia que circulan entre Madrid y Gijón ascendió a 886.700 durante el pasado año, si se toman en cuenta, no sólo los viajeros de Asturias, sino el del resto de las provincias del recorrido.

 

Los nuevos Alvia S-120

Los trenes de la serie 120.050 alcanzan 250 kilómetros/hora de velocidad máxima, la misma que los trenes actuales, por lo que los tiempos de viaje serán similares. También ofrecen los mismos niveles de prestaciones, calidad y confort para los viajeros (vídeo, cafetería, restauración, aseos y plaza adaptados para personas con movilidad reducida, asientos reclinables, prensa, acompañamiento a menores, etc.). A esto hay que añadir un sistema de garantías, único en el contexto ferroviario internacional, que indemniza al cliente por el incumplimiento del compromiso de servicio o puntualidad.

Otra ventaja de tipo técnico de la serie 120 es la mayor fiabilidad que presentan durante los meses de invierno, especialmente en el momento de pasar por los cambiadores de ancho.

Los trenes de la serie 120 del fabricante CAF-Alstom son completamente nuevos y más modernos que los de la serie 130 de Talgo-Bombardier, a los que sustituyen. Disponen de menos plazas que sus predecesores, concretamente, de 223 plazas (una de ellas para personas con discapacidad), pero pueden acoplarse y circular en doble composición cuando lo exige la demanda. Cuentan asimismo con sofisticados mecanismos de seguridad, incluyendo equipos redundantes, lo que les faculta para circular por túneles como el de Guadarrama.

El proceso de sustitución se irá completando a medida que el fabricante de los nuevos S-120 vaya entregando los trenes y finalice el proceso de homologación previo a su entrada en servicio, que coincidirá con la entrada en los talleres, para su transformación, de los S-130.