Renfe pondrá en servicio el próximo jueves, 28 de abril, trenes Alvia de “última generación” entre el País Vasco y Madrid, que en Castilla y León realizan parada en las estaciones de Miranda de Ebro, Burgos, Valladolid y Segovia.

Estos vehículos sustituirán a los Alvia de la serie 130, ya que “se adaptan más eficientemente a la demanda de los viajeros y se ajustan en mayor medida a las condiciones de la línea”, señala un comunicado. De esta manera, todos los servicios Alvia con origen y destino el País Vasco se realizarán con trenes S-120, de los fabricantes CAF-Alstom.

Los Alvia S-130 que prestan servicio actualmente entrarán en los talleres para su transformación y posterior adecuación a nuevas necesidades de explotación de Renfe.

La compañía destaca que los servicios Alvia han disfrutado de una “gran acogida” por parte de los viajeros desde que comenzaron a funcionar con los modelos S-130 de Talgo-Bombardier entre el País Vasco y Madrid el 23 de diciembre de 2007, tras la entrada en servicio de la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid.

Por la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid circulan a diario veinte trenes Alvia (diez por sentido), que han permitido reducir los tiempos de viaje en una hora y 15 minutos de media entre Madrid y las ciudades del norte. El 15 de diciembre de 2008, Renfe puso en servicio el segundo Alvia entre el País Vasco y Madrid. Durante 2010, más de 520.000 viajeros utilizaron los trenes Alvia que unen Madrid, Castilla y León y el País Vasco.

Los trenes de la serie 120.050 alcanzan 250 kilómetros por hora de velocidad máxima, la misma que los Alvia actuales, por lo que los tiempos de viaje serán idénticos. También ofrecen los mismos niveles de prestaciones, calidad y confort para los viajeros (vídeo, cafetería, restauración, aseos y plaza adaptados para personas con movilidad reducida, asientos reclinables, prensa, acompañamiento a menores, etc.). Además todas las plazas disponen de un enchufe individual con toma de corriente eléctrica a 220 V.

A esto hay que añadir un sistema de garantías, “único” en el contexto ferroviario internacional, que indemniza al cliente por el incumplimiento del compromiso de servicio o puntualidad

Los trenes de la serie 120 del fabricante CAF-Alstom son completamente nuevos y más modernos que los de la serie 130 de Talgo-Bombardier, a los que sustituyen. Disponen de 223 plazas (una de ellas para personas con discapacidad) y pueden acoplarse y circular en doble composición cuando lo exige la demanda. Cuentan asimismo con sofisticados mecanismos de seguridad, incluyendo equipos redundantes, lo que les faculta para circular por túneles como el de Guadarrama.