El Ayuntamiento lleva a cabo una nueva fase del proyecto para mejorar la imagen y el aspecto del Paseo del Salón de Isabel II. Se trata de una actuación que afecta, principalmente, a la cabecera del talud del jardín. Esta intervención es un complemento a los trabajos de limpieza y consolidación de la ladera realizados hace unos meses, en la que se construyeron varios senderos, con entradas en distintos puntos para facilitar el acceso al talud, así como la plantación de especies arbustivas con el correspondiente riego por goteo.

En la cabecera, como ha comprobado la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, se está colocando adoquín de granito dando uniformidad y continuidad a ese espacio. En concreto, se trabaja junto a una de las fuentes del Paseo y el busto del poeta José Rodao. Bajo este pavimento se ha instalado la línea de riego por goteo, conectado con el programador de riego, y se ha colocado la tubería para la recogida y evacuación de las aguas superficiales.

También se ha nivelado la cacera de granito que existe en la cabecera del talud, para lo que ha sido necesario levantar el viejo y deteriorado canal y colocar otro de nueva fabricación.

Por último, este proyecto se completará con la instalación del vallado metálico que cierra el acceso al talud, colocando los tramos de barandilla que no existen. Junto a él se plantarán distintas especies vegetales formando setos.

A estos trabajos hay que sumar la instalación del cerramiento inferior y sus plantaciones de trepadoras y arbustivas; este cerramiento en malla se ha renovado íntegramente al encontrarse en muy mal estado. Hay que tener en cuenta que este mallado hace de barrera de contención y proporciona la necesaria seguridad a peatones y vehículos en el paseo de los Tilos.

Los trabajos que lleva a cabo la empresa Teófilo Sacristán, Teo Medioambiente, con arreglo al proyecto, redactado por los técnicos del Servicio Municipal de Medio Ambiente, avanzan a buen ritmo y estarán listos, previsiblemente, en el mes de septiembre.