Teniendo en cuenta el estado de envejecimiento que presentan varios de los ejemplares de Acacia de bola (Robina umbraculífera) y a que resulta conveniente sustituir los ejemplares de Acacia del Japón (Sophora japonica), la Concejalía de Medio Ambiente va a llevar a cabo los trabajos de renovación parcial del arbolado de la Plaza Mayor.

En total se sustituirán 10 ejemplares por otros árboles, todos de la misma especie. En el caso de la acacia del Japón, plantada hace años, la experiencia ha demostrado, según fuentes municipales, que es un árbol con ciertas debilidades para la seguridad en el entorno urbano, por sus ramas quebradizas. No obstante dado que se trata de ejemplares más jóvenes se intentará extraer para su transplante en otras zonas de la capital, aunque necesitarán de un tratamiento previo.

Esta circunstancia, unida a la idea de que es razonable mantener las «tradicionales» acacias tan ligadas a la imagen de la Plaza Mayor a las que los segovianos están acostumbrados, es lo que hace que el Ayuntamiento decida plantar 10 acacias de bola. Además, este tipo de árboles presentan un porte que se acomoda muy bien al lugar, al espacio y a las características de la plaza.

Está previsto que la renovación de los árboles comience el lunes 25 de febrero y que se realice de forma progresiva, de lunes a miércoles, para no interferir con el mercado de los jueves y para alterar lo menos posible la actividad ciudadana en este entorno.

El proceso de renovación del arbolado de la Plaza Mayor se prolongará, aproximadamente, entre tres o cuatro semanas. Los trabajos consistirán en el desramado previo, tala en su caso o extracción para su posterior transplante, y el destoconado. Una vez que el alcorque quede libre se plantarán los nuevos ejemplares que tendrán un perímetro de tronco aproximado de entre 18 y 20 centímetros. Este tamaño, algo mayor al que se emplea habitualmente en las plantaciones de arbolado urbano, permitirá de forma inmediata tener árboles de cierto porte así como un adecuado enraizamiento y anclaje al suelo, algo que se complicaría si fueran ejemplares de mayor tamaño.

Para facilitar los trabajos se retirarán los adoquines que forman el alcorque y la pletina metálica que sirve de contención para su posterior recolocación, dejando siempre una superficie libre de pavimento. 

Tras esta intervención, la Plaza Mayor presentará el mismo tipo de arbolado, homogeneizando la imagen y los cuidados que requerirán, para su crecimiento, desarrollo y mantenimiento, por parte del personal de la Concejalía de Medio Ambiente.