Los vecinos de las localidades de Juarros de Voltoya, Nieva, Melque de Cercos, Hoyuelos y Ochando han presentado en el Obispado de Segovia 1.500 firmas para pedir que no sea trasladado el cura que comparten las cinco parroquias.

El sacerdote, de origen colombiano, forma parte de una redistribución de los párrocos programada por la Diócesis para inicios de septiembre y, por el momento ha hecho oídos sordos a las peticiones de los vecinos.

“Hemos enviado cartas de las autoridades de cada uno de los pueblos, escritos de los niños, hemos entregado mas de 1.500 firmas de todos los vecinos y lo único que hemos conseguido es una enorme decepción por la actuación que ha tenido el máximo representante de la Iglesia con nosotros», aseguran los vecinos en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

Según indican, «el actual párroco ha conseguido que los feligreses vayan a la iglesia con alegría y no por rutina, que los jóvenes se quieran casar, que quieran bautizar a sus hijos, que todos se sientan integrantes y partícipes de la comunidad cristiana, que la palabra del Evangelio se entienda y no solo se oiga», añaden.

El malestar de los vecinos aumentó la semana pasada cuando una comisión de representantes de los cinco pueblos intentó hablar con el vicario pastoral para proponer soluciones y no tener que cambiar al cura. Y el propio prelado, Ángel Rubio, les insistió en que cesaran en sus peticiones, informa Ical.

El traslado del cura forma parte de la remodelación que incluye el nombramiento de más presbíteros para distintas unidades parroquiales de la provincia. Los cambios afectan a las parroquias del Cristo del Mercado y Santa Teresa en Segovia, donde atenderán a los feligreses los sacerdotes Raúl Anaya Luengo y Antonio Sanz Maderuelo; al barrio de Zamarramala, que estará a cargo de Juan-Santos Cuesta García; que compatibilizará su trabajo como colaborador en la parroquia de Santa Eulalia. Además, Jesús Hernangómez Sastre será el párroco de Perogordo y Torredondo.

En la provincia, el obispo ha nombrado a Francisco Jimeno Mardomingo responsable de las parroquias de Coca, Villeguillo, Villagonzalo de Coca, Ciruelos de Coca y Fuente de Santa Cruz.; a Juan Aragoneses y Miguel Ángel Torrego para las de Cantalejo, Cabezuela, Castrillo de Sepúlveda, Cobos de Fuentidueña, Fuente el Olmo de Fuentidueña, Fuentepiñel, Rebollo, Villaseca, San Miguel de Bernuy, Tejares de Fuentidueña, Navalilla, Fuenterrebollo, Sebúlcor, Carrascal del Río, Aldeosancho, Torrecilla del Pinar y Puebla de Pedraza; donde formarán equipo con Emilio Calvo Callejo que continúa en esta Unidad Parroquial.

Por otra parte, Juan Agudo Sigueros ha sido nombrado párroco de Bernardos, Migueláñez, Miguel Ibáñez y Domingo García; y a Lucas Aragón Olmos y Florentino Vaquerizo Gómez se les añaden a Nava de la Asunción, Santiuste de San Juan Bautista, Aldeanueva del Coronal, Aldehuela, Moraleja de Coca y Bernuy de Coca.

Además, a Alfonso Águeda Martín, se le añaden a la Unidad Parroquial de Santa María la Real de Nieva, Ochando y Nieva.; y el sacerdote Mauricio Giraldo Rodríguez será responsable de las parroquias de Mozoncillo, Escalona del Prado y Villovela de Pirón.

Los nombramientos designan a Guillermo-León Álvarez Muletón como párroco de Ayllón, Mazagatos, Languilla, Santa María de Riaza, Saldaña, Corral de Ayllón, Cascajares, Riahuelas, Castiltierra, Riaguas de San Bartolomé, Alconada y Alconadilla.; y a Fernando-Óscar Rodao Carrión como Capellán de la Residencia ‘El Alamillo’ de Cuéllar y Colaborador en la Unidad Parroquial de Cuéllar.