La Consejería de Agricultura y Ganadería, que dirige Silvia Clemente, cifra en 3.980 el número de jóvenes que se ha incorporado a la actividad agraria en los últimos nueve años, entre los ejercicios de 2001 y 2009, lo que representa una media de 442 efectivos anuales. De estos datos, remitidos a las Cortes regionales y conocidos por la Agencia Ical, se observa que 688 corresponden a nuevas agricultoras.

Los ejercicios en los que hubo un mayor número de incorporaciones fueron 2001 y 2003, con 522 y 525, respectivamente, mientras que en el lado contrario están los años 2002 y 2007, con 396 y 359, nuevos agricultores. En cuanto a la información sobre las nuevas agricultoras, el registró aumentó en 2005 y 2009, con 97 y 101, si bien en 2002 sólo se contabilizan 53 nuevas mujeres.

Por provincias, lideran la lista de nuevos efectivos en el campo las provincias de Zamora y de Salamanca, mientras que las de Soria, Segovia y Burgos se encuentran a la cola en la media de los nueve años, sobre los que ofrece datos la Consejería de Agricultura y Ganadería. La provincia zamorana registró el primer puesto en seis años (2002, 2004, 2005, 2006, 2007 y 2009) y la salmantina en cuatro ejercicios (2003, 2007, 2008 y 2009). Palencia y Valladolid aparecen en el primer lugar de la lista en 2001 y 2006, respectivamente, informa Ical.

En cuanto a la incorporación de mujeres al campo, los mejores datos se observan en Salamanca, que lideró la lista en cuatro de los nueve ejercicios contabilizados, seguida de Valladolid, en tres, si bien en esta provincia en el año 2002 no obtuvo ninguna nueva incorporación, lo mismo que ocurrió en Soria, en tres ejercicios.

 

Nuevas medidas

El portavoz socialista de Agricultura y Ganadería en las Cortes, Manuel Fuentes, valoró que en ninguno de los años se ha cumplido el compromiso del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, de mil nuevos agricultores y ganaderos cada año, y subrayó que incluso el objetivo se ha quedado en menos de la mitad. Además, recordó que la Agenda de la Población también ha rebajado las previsiones iniciales, al recoger, entre sus 118 medidas, una media anual de 420.

“Parece prudente que el objetivo esté en la incorporación de entre 1.200 y 1.400 nuevos agricultores para compensar la pérdida de la población activa agraria”, explicó, en referencia a los cálculos, también de las organizaciones agrarias, de una baja de entre seis y nueve agricultores diarios en la etapa de Gobierno de Juan Vicente Herrera. “Vamos para atrás, como el cangrejo”, apostilló, sobre la última previsión trazada por la Junta en una materia que sirve para frenar y fijar población en los pueblos.

Sin querer entrar en una “guerra de cifras” con la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, el portavoz socialista en la materia calificó de “truco” que ésta hable de mil incorporaciones cuando en ellas suma la industria agroalimentaria. “No hay que mezclar datos, ningún año se ha cumplido el objetivo de los mil jóvenes”, concluyó.

No obstante, reconoció que “no es fácil” que jóvenes se queden en el campo, pero añadió que otras comunidades se acercan más al objetivo que se han marcado, conforme al estudio realizado por su grupo, con la puesta en marcha de políticas activas. Precisamente, avanzó que el próximo programa electoral de su partido para 2011 incidirá en las medidas activas para el campo y en la incorporación de entre 1.200 y 1.400 activos para compensar la pérdida anual de efectivos que se produce en el sector agrario de Castilla y León.