Los directores le han dado la razón. Los guionistas la han reconocido. Los editores han aplaudido su trabajo. Ha subido a recoger galardones en Londres, Venecia, Toronto, San Franciso o Vancouver. A Katrhyn Bigelow no se le resiste nada. Su “hostilidad” cinematográfica triunfa. Se acerca la fecha y cada vez suena su nombre con más fuerza como posible ganadora del Oscar.

Pocas mujeres han sido reconocidas con la nominación al Oscar por su trabajo como directoras y ninguna ha sido premiada. Lina Wertmüller subió a la palestra en 1976 por Siete bellezas. Jane Campion lo hizo en 1993 con El piano. En 2003 fue Sofia Coppola por Lost in Translation. Pero la preciada estatuilla ha acabado siempre en manos de hombres desde que comenzaron estos premios, allá por 1927. Así que las apuestas se ponen interesantes.

Bigelow ha demostrado que la dirección para ella no es ni mucho menos “terreno hostil” y que ha llegado para quedarse. De momento le han propuesto dirigir una serie de la HBO (el cine televisivo), The Miraculous Year, que llegará en 2011 y seguro que no tarda mucho en presentar nuevo proyecto cinematográfico.

Su película es una bomba de relojería. 131 minutos de cuenta atrás antes de la explosión final. Secuencias de 20 minutos en las que no puedes ni parpadear. Diálogos que te ponen la piel de gallina. Y mucho realismo. En tierra hostil no es la primera película que muestra las consecuencias de una guerra, pero sí una de las más duras. Algo parecido recuerdo de Jarehead, de Sam Mendes, otro oscarizado director. Los protagonistas, esta vez enviados a Kuwait, entran en una espiral de rencor, odio y tensión de la que no pueden salir.

El conflicto Iraquí es ya uno de los que más minutos de cine ha generado. Y algo me hace pensar que seguirá ofreciendo historias a los directores. En el valle de Elah, de Paul Haggis es una de las últimas que he visto sobre el tema. O Redacted, el documental de Brian de Palma, que dejó a más de uno con la palabra en la boca. Ninguna de estas historias aparecerá en la lista de películas con mayor recaudación, pero no creo que se hicieran para eso.

Trailer de ‘En tierra hostil’.