El 6,6 por ciento de los hogares de Castilla y León tiene todos sus miembros activos en paro frente al 9,5 por ciento de media nacional. Más de la mitad del empleo destruido en la Comunidad desde que comenzó la crisis se produjo en 2009. El Servicio Público de Empleo de la autonomía, que presenta una tasa de paro del 14,2 por ciento, 4,6 puntos porcentuales por debajo de la media del país, intermedia en tres de cada 100 colocaciones, mientras que las empresas de trabajo temporal lo hacen en 16 de cada 100.

Así se desprende de un informe elaborado por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal. El estudio también indica que este sector gestionó0 501.348 contratos en el cuarto trimestre, lo que representa un crecimiento del 16,8 por ciento respecto al trimestre anterior, y un 0,8 por ciento de forma interanual, el primero desde hace dos años. Además, en el último año, la tasa de temporalidad se ha reducido en casi tres puntos porcentuales.

Asimismo, en el último trimestre de 2009, las empresas de trabajo temporal gestionaron el 15 por ciento de los contratos temporales, superando esta tasa en las comunidades autónomas de Navarra (24,5 por ciento), Murcia (24,2), País Vasco (17,9), Madrid (17,3), Cataluña (16,9) y Castilla y León (15,85). Sin embargo, en Extremadura y Andalucía, donde la tasa de temporalidad es mayor, sólo gestionan entre dos y seis de cada 100 colocaciones, respectivamente.

Por otra parte, todas las comunidades autónomas destruyeron empleo asalariado y sólo Canarias no eliminó empleo autónomo. Fue el País Vasco la región que lideró el ranking de destrucción con una tasa del 20,2 por ciento (39.800 autónomos menos), seguida de La Rioja (-17,9), Baleares (-17,7) y Murcia (-16,4). Las comunidades que destruyen empleo asalariado a mayor ritmo fueron la Comunidad Valenciana (-9,5 por ciento), Murcia (-7,5), Cataluña (-6,7), Aragón (-6,6) y Canarias (-5,6), generando el 57,6 por ciento del total del empleo asalariado perdido en el último año (815.600).