La muestra permite conocer, a través de la imagen, la vida de mujeres de países como Etiopía, Burkina Faso, Chad o Mauritania y su relación con el agua. Y es que millones de mujeres y niñas emplean como media 5 horas, al día, para proveer de agua a sus hogares, aunque sea insalubre e incluso peligrosa para la salud.

Las mujeres cargan durante kilómetros 30 litros de agua a sus espaldas, pero no van solas, les acompañan las niñas que se suman a esta ardua, pero necesaria tarea, portando hasta 10 litros de agua. Y es que el abastecimiento de agua a los poblados es un rol asignado en África a la mujer lo que conlleva un elevado índice de absentismo escolar entre las niñas y la escasa participación en la vida social entre las mujeres.

Tomás Abella retrata también la vida en familia, la risa, las necesidades de un pueblo, el ambiente en el que se desenvuelve la población, sus costumbres y sus dificultades. En definitiva, “Mujeres de Agua” (finalizado en 2008) es un proyecto de sensibilización sobre la problemática del agua y su relación con las mujeres.

 

Imágenes conmemorativas

Como complemento a la exposición se ha editado un libro-catálogo con 60 fotografías. Las tapas del libro recuerdan (con su color y textura) los bidones amarillos de agua. En él figuran textos de la Directora General de Intermón Oxfam, Ariane Arpa; el autor del “Manifiesto del Agua”, Ricardo Petrella; y Fanta Régina realizadora y productora Les films du défi.