Tres fueron los criterios que se siguieron a la hora de seleccionar las obras que pudieron verse en el Torreón de Lozoya: pinturas de artistas segovianos, obras de artistas foráneos que desarrollaron parte de su obra entre nosotros y, por último, pintura del siglo XIX en las colecciones segovianas. A partir de estas directrices se comenzaba a mostrar lo que ha sido una exposición que ha tenido un éxito indudable. «La pintura del siglo XIX. Del Neoclasicismo al Realismo» ha hecho un recorrido realmente singular, con obras mayoritariamente inéditas, por los principales capítulos de este periodo en nuestro país: «La época de la Ilustración y la Pintura Neoclásica», «El Romanticismo» y «El Realismo».

Las piezas mostradas dieron a conocer un panorama hasta ahora prácticamente desconocido del patrimonio artístico segoviano, habiéndose realizado al efecto una amplia campaña de restauración. Las obras procedían de numerosas instituciones y colecciones segovianas, entre ellas el Museo de Segovia, Iglesia de Trescasas, Colección Sáez-Laguna, Ayuntamiento de Segovia, Colección Rafael Lafora, Patrimonio Nacional, Colección Marqueses de Lozoya, Catedral de Segovia, Colección Laguna-Lomillos, Iglesia de Sangarcía, Fundación Rodera-Robles, Colección Caja Segovia, etc.

La muestra que pudo contemplarse de forma gratuita entre el 5 de julio y el 7 de noviembre, fue visitada por más de 36.000 personas, tanto particulares como grupos concertados de centros educativos y asociaciones, teniendo especial significación los más de 3.000 participantes en las visitas guiadas abiertas que se desarrollaron a las 20:00 h los días que se podía visitar la exposición. La muestra ha tenido bastante eco en el ámbito nacional, habiéndose recibido peticiones de catálogos de provincias como Madrid, Málaga, Barcelona o Murcia. También ha habido alguna visita relevante como la de los historiadores participantes en el II Coloquio Internacional Nuevas perspectivas sobre la Antigüedad tardía.