Cerca de un centenar de personas han asistido a la concentración convocada por los sindicatos de estudiantes ante la Dirección Provincial de Educación de la Junta de Castilla y León para protestar contra los “desvaríos” del Gobierno central plasmados, según los convocantes, en una política de recortes y en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Defendiendo el carácter público de la educación y ante el gran lazo verde que se colocó en la plaza de José Zorrilla, el representante del Grupo de Estudiantes Revolucionarios de Segovia (GERS), Álvaro Bustos, exigió al Gobierno de Mariano Rajoy un ámbito de enseñanza “universal, libre, consciente y crítica”. Por este motivo rechazó lo que supone en su opinión, la “mercantilización y privatización” del sistema educativo a través del conocido como ‘plan Wert’.

El representante de los estudiantes, encargado de leer un manifiesto ante los asistentes, temió la continuación de los recortes y lamentó que “nos trataron como bobos y como bobos han castigado ahora nuestra ignorancia”. En este sentido, criticó que el ámbito educativo esté siendo víctima de lo que calificó un “sistema movido por la codicia, no por la moral, la cultura o la justicia social”.

Hasta el lugar se desplazaron además padres, madres y profesores, así como representantes de partidos políticos y asociaciones como la Plataforma de la Escuela Pública, Laica y Gratuita. Unas de las representantes de la organización, Belén Calvo, suscribió las palabras del representante del sindicato de estudiantes y criticó la falta de calidad en la educación que supondrá los recortes en el profesorado y el aumento del ratio de estudiantes en las aulas. En este sentido la portavoz de la organización advirtió que “si recortamos en educación, recortamos en todos” por lo que solicitó la parada de las políticas de recorte en el ámbito.