La Delegación Segoviana de la Federación Española de Salvamento y Socorrismo, ya ha lanzado la segunda convocatoria del presente curso escolar, para formar socorristas.  Los requisitos de admisión son ser mayor de 16 años, además de un nivel de natación adecuado a las exigencias del curso. El importe total del curso es de 475 €.

Después de terminar el primer curso, que tradicionalmente vienen celebrando durante los meses de noviembre y diciembre, la Delegación Segoviana de la “FECLESS” ya prepara el segundo curso del año escolar, para titular a nuevos socorristas. El nuevo curso de socorrismo se impartirá desde el 30 de marzo hasta el 12 de mayo, durante los fines de semana. También se aprovechará el periodo vacacional escolar de Semana Santa. Las clases teóricas y prácticas se impartirán entre las instalaciones municipales de Segovia y de La Lastrilla (piscinas municipales).

Ya está abierto el plazo de inscripción, que se podrá formalizar en la Piscina Municipal Climatizada “José Carlos Casado” de Segovia, en la Piscina de La Lastrilla y en el área de Deportes de la Diputación Provincial, en la Calle de La Plata. Con el desarrollo de este curso, esta Delegación Segoviana de Salvamento y Socorrismo cuenta ya con la celebración de 11 cursos de formación de socorristas en la provincia de Segovia, desde el año 2008, en que comenzó a realizar estos cursos en distintas localidades de la provincia, formando a más de 200 socorristas.

A pesar de la existencia de otras ofertas formativas en la provincia de Segovia y de los tiempos de crisis económica en que estamos inmersos, todos los cursos convocados por esta Delegación de la Federación Española han sido llevado a cabo, aunque unos con más alumnos que otros. Los cursos se desarrollan con la existencia de 8 alumnos y se admite un máximo de 25.

Para ello, la labor de la Diputación Provincial de Segovia ha sido muy importante desde el inicio, ya que ha colaborado en la difusión de estos cursos de formación por toda la provincia de Segovia, además de actuar como sede para recoger las inscripciones de los interesados.

Ya no son solo jóvenes adolescentes los que se “sacan el título de socorrista”, sino que cada vez es más común encontrarse con adultos de edad más avanzada que ven esta formación como una oportunidad para encontrar un empleo. La normativa higiénico – sanitaria para piscinas de uso público en Castilla y León exige que todas las piscinas municipales cuenten obligatoriamente con el servicio de socorrista. Esto hace que todos los veranos se realicen muchas contrataciones de trabajadores que cuentan con esta titulación. Y la existencia cada vez mayor de piscinas climatizadas, permiten que este trabajo haya dejado de considerarse como un empleo exclusivamente del verano.