Jesús Merino apunta que “la información publicada hoy se basa en un reciente informe de la Agencia Tributaria repetitivo de otros anteriores, sobre relaciones entre mi actividad profesional de abogado y empresas que no pertenecen a ‘Gürtel’ o al Sr. Correa”, en un comunicado emitido a los medios de comunicación, tras las últimas informaciones que aseguraban que el exdiputado del PP, había cobrado más de 8000.000 euros procedentes de la red ‘Gürtel’.

Merino niega haber recibido esa cantidad, “y mucho menos que haya repartido con el Sr. Bárcenas porcentajes sobre obras en Castilla y León”. Además, según recoge el comunicado, el Juez Pedeira, instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, “requirió a todas las empresas y administraciones que se citan, en la información periodística y, tanto las empresas como la Junta de Castilla y León y los ayuntamientos requeridos, certificaron que no habían subvencionado plantas de purines, ni se habían hecho adjudicaciones, ni concursos para plantas de ese tipo, a esas empresas, por no ser subvencionable esa actividad”.

Las empresas constructoras que se citan en la información ya fueron investigadas por el Juez Pedreira e incluso remitió al T.S.J. de Castilla y León una “pieza separada” respecto a la empresa TECONSA, por si pudiera haber existido prevaricación y cohecho. Como es sabido, el T.S.J. de Castilla y León archivó el asunto al considerar que no había existido delito, tal y como recoge el comunicado.

Tres altos tribunales han estudiado las presuntas irregularidades que pudiese haber cometido Merino, “sin que haya resultado en su contra hasta la fecha”.

El comunicado concluye asegurando que “nunca ha existido relación alguna de las empresas de Gürtel con las empresas de Jesús Merino”, y añade que “ni el Partido Popular ni ninguna administración gobernada por ese partido, han tenido relación profesional alguna con sociedades consultoras y de asesoramiento profesional de Jesús Merino”.