No ha sido grande la diferencia, pero lo cierto es que las víctimas mortales en carreteras de Segovia han disminuido hasta llegar a las 12; lo que significa un descenso de 7 fallecidos menos que en 2010. Por otro lado, la Comunidad registró en 2011 un descenso del 25,9 por ciento en el número víctimas mortales en carretera, el tercer mayor de España, con un total de 157 fallecidos, 55 menos que en el año anterior, frente a una media nacional del -14,5 por ciento, con 1.479 muertos, 250 menos que en 2010. Las víctimas registradas en Castilla y León supusieron un 10,62 por ciento del global estatal, según datos publicados por la Dirección General de Tráfico.

La siniestralidad mortal bajó en todas las comunidades con respecto a 2010, salvo en Murcia, donde se registró un incremento del 16,7 por ciento (con 56 víctimas, ocho más que en el ejercicio anterior). El Principado de Asturias lideró el descenso de muertos en carretera, con un 35,4 por ciento menos (17 fallecidos menos que en 2010, hasta un total de 30), seguida por Canarias, con un –28,3% (12 fallecidos menos, hasta un total de 33) y por Castilla y León.

Desde el año 2000, las víctimas mortales se redujeron en esta Comunidad un 65,6 por ciento, 300 fallecidos menos, lo que sitúa a Castilla y León en el undécimo puesto de la tabla de descensos de la década, frente a una media nacional del -65,1 por ciento. Así, en 2000 se registraron en la autonomía 457 víctimas mortales en carretera; en 2005, 327; en 2009, 197; y en 2010, 212.

Con un total de 141, el número de accidentes mortales también disminuyó en Castilla y León, concretamente un 23,4 por ciento con respecto a 2010 (43 siniestros menos) y un 59,6 por ciento respecto a 2000 (208 accidentes mortales menos); mientras que la media nacional bajó un 13,5 y un 63,1 por ciento, respectivamente, con 1.338 accidentes mortales en 2011, 209 menos que en el año anterior y 2.286 menos que en 2000.