La provincia de Segovia mejorará su atención a los enfermos mentales con la construcción de un nuevo centro de atención integral de 40 plazas y en el que se invertirán tres millones de euros. Las aportaciones procederán al 50 por ciento de la Junta de Castilla y León y de la Diputación provincial, según el acuerdo rubricado hoy en Segovia por el consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón, y el presidente provincial, Javier Santamaría, en un acto en el que también participó la presidenta de la asociación Amanecer, Rosario Martín Laguna, y responsables de la Gerencia de Servicios Sociales.

El nuevo centro forma parte de la red que se implantará en las nueve provincias de la Comunidad y cuya primera experiencia se puso en marcha en Toro (Zamora) hace un año. Aunque no quisieron marcar plazos de puesta en marcha del nuevo centro, los firmantes expresaron su deseo de que sea una realidad “lo antes posible”.

En todo caso, el consejero apostilló que Segovia cuenta con la ventaja de que ya dispone de la ubicación y la parcela prefijadas, ya que se levantará en la finca de Quitapesares, situada junto a la carretera de San Ildefonso, donde la institución provincial, que cede el suelo, cuenta ya con un centro de atención psíquica. Con su puesta en marcha se crearán entre 15 y 20 nuevos empleos, que se sumarán a los que ya existen en estas instalaciones.

En el futuro centro se acogerá a personas con enfermedad mental grave o prolongada y un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento y de edades comprendidas entre los 18 y los 64 años de edad, que carezcan de familia o que, teniéndola, no puedan por circunstancias familiares atenderles de forma temporal o permanente.