El Acueducto de Segovia recibió esta mañana un rebaño de 2.000 ovejas merinas –pertenecientes al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Queso de la Serena- procedente de Extremadura, que concluirá su recorrido en la localidad burgalesa de Tolbaños de Arriba, después de 35 días de trashumancia por seis provincias, en una ruta de cerca de 600 kilómetros.

Dirigido por media docena de pastores, el rebaño llegó a Segovia a mediodía de hoy desde Ávila, cruzando la capital por la Cañada Real Soriana Occidental, que pasa precisamente a los pies del Acueducto de Segovia. La llegada del rebaño despertó el interés de numerosos segovianos, así como de turistas que pasaban la jornada en la capital de la provincia.

El ganado permaneció durante casi media hora bajo el Acueducto custodiado por los pastores y los perros, y tras el periodo de descanso, retomó la ruta. Las ovejas estarán aproximadamente 90 días en Tolbaños de Arriba, una zona limítrofe con la provincia de Soria y la Comunidad de La Rioja situada en la parte sur de la Sierra de la Demanda, una zona muy montañosa y con grandes masas forestales con abundancia de pastos, informa Ical.

El regreso a La Serena se ha programado hacia finales del próximo mes de septiembre y de camino a Extremadura, el rebaño atravesará el centro de Madrid, donde se celebrará la XVII edición de la Fiesta de la Trashumancia.