El coste medio de la celebración de una comunión en Castilla y León se ha situado este año en 1.651 euros, por debajo de la media nacional, de 1.768 euros, según un estudio realizado por la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), que refleja que en el conjunto de España el gasto de estos eventos ha descendido un 16,8 por ciento en 2013 respecto al año pasado y un 45 por ciento en los últimos cuatro años debido a la crisis, que ha obligado a bajar los precios de los atuendos y banquetes, así como de los servicios complementarios (fotos, vídeos y animación, entre otros).

El estudio también refleja que sigue habiendo grandes diferencias económicas entre las comunidades autónomas, con Madrid y Cataluña como las más caras para celebrar una comunión, con 2.527 y 2.453 euros, respectivamente, de coste medio. En el otro extremo, las más baratas son Canarias y Extremadura, con 1.026 y 1.084 euros, lo que supone menos de la mitad del gasto.

A nivel nacional, el principal gasto de esta celebración es la comida que se ofrece a los invitados después de la ceremonia. El precio medio del cubierto varía en función del restaurante y del menú elegido, pero se ha rebajado situándose entre los 30 y los 50 euros por comensal. En los últimos años se había convertido en una costumbre contratar un animador infantil, cuyo coste se ha reducido a unos 100 euros, pero este año se ha detectado un gran número de restaurantes que lo ofrecen como oferta en los banquetes de comunión. 

En el capítulo de la vestimenta, hay importantes diferencias por sexo. Mientras en el caso de los niños se pueden vestir por unos 80 euros, las niñas lo hacen por unos 130 euros de media. A este importe hay que sumarle los zapatos, los complementos y peinado, lo que supone para un niño un gasto total de unos 147 euros y para una niña de 229 euros.

Por su parte, el reportaje fotográfico y de vídeo ha rebajado su precio un 8 por ciento, estableciéndose su coste en 230 euros de media, mientras que también se ha reducido el importe de los obsequios buscando artículos que ronden el euro la unidad.

Desde la Federación de Usuarios Consumidores Independientes recomiendan a los padres que, a la hora de contratar todos los productos y servicios relacionados con este tipo de eventos, comparen precios y calidades, ajusten el presupuesto a las posibilidades económicas de la unidad familiar, hagan la reserva del restaurante con la suficiente antelación y le soliciten un presupuesto por escrito en el que se indique precio y menú detallado, conserven todos los justificantes de pago y las facturas, intenten que los regalos respondan a necesidades reales del menor y adquieran ropa que después puedan usar a diario.