La Fundación Caja Rural de Segovia potenciará la cultura del vino y las tradiciones rurales con la celebración del ‘Otoño enológico’, que llega a su segunda edición y que combina actividades culturales, con catas, charlas y representaciones.

La programación fue presentada hoy por los responsables de la cooperativa de crédito Caja Rural de Segovia y por los representantes de las instituciones que colaboran, como la marca Tierra de Sabor o la Diputación Provincial.

‘Otoño Enológico’ presentará en ocho municipios de Segovia las distintas denominaciones de origen de Castilla y León. Durante estas dos semanas se sucederán más de 20 espectáculos que maridarán el vino con otras expresiones culturales como el jazz o los monólogos cómicos. 

La sesión inaugural tuvo lugar en el Teatro Juan Bravo de Segovia, donde se presentaron las diferentes marcas de vino de la provincia, y donde intervino la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, que destacó la importancia de las marcas de garantía para los productos agroalimentarios de calidad de Castilla y León y dijo que el ciclo ‘Otoño enológico’ es “un perfecto escaparate para promocionar los productos de ‘Tierra de Sabor’ de la mano de verdaderos prescriptores como son los profesionales de la restauración, los cocineros y los sumilleres”.

La música que se presente en los actos acompañados por degustaciones de vinos de caldiad correrá a cargo de artistas de la talla de Pájaro Jazz Quartet, Tromstone Jazz Trío, Black Country Jazz, St. Gerome Jazz Trío o los segovianos Sweet Soul Band, mientras que del humor se encargarán Ramón Guamá, Jesús Ángel Arriet, Mario Simancas e Iser Ramos.

Con esta iniciativa, ‘Tierra de Sabor’ pretende potenciar la cultura del vino, sector estratégico de la economía de la Comunidad, a través de actividades de interés general; dar a conocer las peculiaridades de las principales denominaciones de origen reconocidas en Castilla y León; acercar las actividades de promoción al medio rural y con ello fomentar su desarrollo; seguir potenciando el grado de conocimiento de la marca de calidad entre los consumidores e incrementar la venta de los productos agroalimentarios acogidos a la misma.

El presidente de la Fundación Caja Rural, Pedro San Frutos, dijo que el “vino es cultura” y recordó el éxito de la primera edición de los otoños enológicos, con más de 2.000 participantes. Por su parte, el presidente de Caja Rural, Félix Moracho, recordó que la entidad quiere potenciar la economía en la provincia.

Finalmente, el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, alabó la iniciativa como forma de incentivar la actividad cultural en el medio rural y definió al vino como eje vertebrador, símbolo de la cultura agraria y un potente agente desarrollo económico.