Los años pasan pero el espíritu de Apadefim sigue cada vez más vivo. Hoy, cerca de 2.000 personas se han reunido a las diez de la mañana para participar en una jornada, histórica, que reúne a personas anónimas, familiares, miembros de la Asociación Provincial de Padres y Protectores de Deficientes Físicos Intelectuales y Mentales de Segovia (Apadefim) así como autoridades de todos los partidos políticos.

Todos tienen su papel y todos marchan con el objetivo de demostrar que la Asociación está viva en el corazón de los segovianos. Durante toda la mañana, y hasta mediodía, serán múltiples las actividades que se desarrollen por un circuito que, de nuevo, vuelve a efectuarse por las calles de la capital, con presencia en múltiples barrios durante el recorrido. Tres controles para que los viandantes recuperen fuerzas y, para concluir, el tradicional bocata a los pies de la Virgen de La Fuencisla. Las inmediaciones del Santuario se teñirán de fiesta con sorteos, actuaciones y homenajes para los que, un año más, han querido colaborar con la Asociación.