FPH y Ayuntamiento restauran y acondicionan el edificio de la muralla e instalan la colección, cuenta con 38 marionetas donadas por Francisco Peralta a la ciudad, con una inversión total de 462.000 euros. 

 

Francisco Peralta

Al maestro, Francisco Peralta (Cádiz, 7-6-1930) se le considera uno de los mejores marionetistas de España. Es reconocido, sobre todo, por la investigación constante de mecanismos para lograr mayor expresividad y movimientos más naturales y complejos y, de alguna manera, insuflar un aliento de vida a los muñecos. En 1990 fue el primer titiritero en conseguir la Medalla de Plata al Mérito en las Bellas Artes. Siempre estuvo volcado en la labor docente de la construcción de títeres que ejerció en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos y en el Colegio Universitario Domingo de Soto de Segovia. Su esposa Matilde del Amo tiene un papel fundamental en su producción como responsable de los vestidos y elementos textiles de las escenas.

La colección de títeres, que ahora se exhibe en la Puerta de Santiago, está fabricada con madera, vendas, escayola y cola de conejo, materiales domésticos reciclados, tela y elementos de metal. Las marionetas representan personajes de obras de teatro tomados del romancero popular, argumentos musicales de autores consagrados, la literatura clásica y la narrativa infantil de calidad. Muestran distintos sistemas de manipulación: hilos, engranajes y articulaciones, maquinarias, varillas, asas o peanas.

La exposición está pensada para dar todo el protagonismo a los títeres, con una estética sencilla y uniforme y un estudiado juego de luz y oscuridad.

La colección se ha distribuido en los dos pisos, en vitrinas diseñadas a medida que la protegen y con una iluminación adecuada, que permite su perfecta visión y conservación.

En la recepción, el visitante encontrará información sobre el autor, la evolución técnica de su obra, su aportación y su vínculo con Segovia. Junto con la Condesita y el Conde Flores o los personajes del cuento La Noche, se reserva aquí también un espacio para la exposición de marionetas construidas por alumnos del Centro Andrés Laguna, en reconocimiento a la importancia que el artista concede a la formación de los jóvenes.

La planta superior está habitada por los títeres de mayor tamaño y los que forman parte del Retablo de Maese Pedro, basado en la obra de Falla, a partir del episodio de El Quijote. Aquí se proyecta también un breve audiovisual sobre Peralta en el que aparece manipulando magistralmente una de sus últimas creaciones, en busca de la marioneta perfecta.

 

Espacios recuperados y adecuados

La instalación museográfica supone una nueva inversión de 92.000 euros. La Fundación del Patrimonio Histórico y el Ayuntamiento de Segovia la financian al 50%. Este presupuesto viene a sumarse a los 370.000 invertidos en la rehabilitación del edificio que hoy acoge esta exposición permanente.

Once profesionales especializados han trabajado durante once meses, en esta segunda fase de la intervención, para que el nuevo centro expositivo esté listo.

La Fundación del Patrimonio Histórico rehabilitó y revalorizó la Puerta de Santiago con la colaboración del Ministerio de Fomento, a través del 1% cultural, y del Ayuntamiento de Segovia, para recuperarla como elemento patrimonial de gran importancia, no suficientemente conocido; conseguir que se comprenda su sentido defensivo y de control del acceso a la ciudad y adecuar su espacio para albergar la colección de títeres de Francisco Peralta, ahora allí instalada. La nueva dotación convive con información histórica sobre el edificio que la acoge, en maquetas y paneles colocados en varios puntos de las dos plantas y el cuerpo de guardia.