Los líderes regionales de CCO y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto, respectivamente, insistieron hoy en calificar de “abusivos” los servicios mínimos decretados por la Junta de Castilla y León ayer. Los dos secretarios regionales participaron en una asamblea conjunta con los delegados sindicales de toda la provincia de Segovia, donde explicaron los motivos de la huelga convocada para el próximo día 29, y expresaron su confianza en el éxito de los paros.

Agustín Prieto no dudó en calificar de “abusivos” los servicios mínimos que la Junta anunció y que establece en 22.000 los empleados de la Administración regional que deberán trabajar, de una plantilla total de 88.000. “Estamos estudiando por la vía jurídica denunciar por prevaricación hacia algunos gobernantes, porque anteriores sentencias ya nos han dado la razón y les han dicho que esos decretos eran abusivos”, explicó.

Además rechazaron las críticas de que se haya dejado para el otoño la convocatoria de huelga, e indicaron que los sindicatos “marcamos la fecha cuando consideramos que es más oportuno”, criticando así las declaraciones previas que en ese sentido habían expresado los empresarios.

Para Ángel Hernández, el Gobierno debería adoptar una posición de neutralidad en las negociaciones y en la reforma laboral que deben pactar empresas y sindicatos, y advirtió de que en las próximas elecciones se postularán.

En esta misma línea adelantaron que, sea cual sea el resultado del día 29, a partir del siguiente día seguirán siendo beligerantes con el Gobierno y trabajarán para recordar «a los dos grandes partidos políticos que hay otra forma de gobernar», explicó Prieto.

Los líderes sindicales señalaron que donde más se notará la huelga será en los grandes centros fabriles de la provincia.