Alrededor de un centenar de personas se han reunido en la Plaza Mayor de Segovia para pedir una reforma del sistema judicial español. La iniciativa, creada por los familiares de Cristina Gala Enjuto, joven asesinada en Segovia el 22 de diciembre de 2000, ha querido mostrar su rechazo a la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla sobre el caso Marta del Castillo que condenó a 20 años de cárcel, por un delito de asesinato, a Miguel Carcaño, autor confeso de la muerte de Marta del Castillo. La sentencia, además, absuelve al asesino del delito de violación, así como al resto de acusados como son su hermano, la novida de éste y Samuel Benítez.

Raúl Gala Enjuto, hermano de la víctima segoviana, ha criticado con megáfono en mano ‘la deficiencia de las leyes’ y ha invitado a los asistentes a encender velas para apoyar la iniciativa. Además, los allí concentrados han mostrado también la repulsa a la sentencia a través de carteles en los que se podía leer ‘Marta somos todos’ o ‘Leyes deficientes, justicia inexistente’.