El alcalde, Pedro Arahuetes, ha entregado a las representantes de las asociaciones “Apyfim Alcázar”, Paloma Heredia; y “Amis” (Asociación de mujeres por la igualdad), Nieves Velasco, los 2.962 euros recaudados del depósito de ropa y calzado que han llevado a cabo los segovianos en los contenedores destinados a recoger estos materiales.

Durante el acto de entrega de esta cantidad, Arahuetes ha estado acompañado por la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto.

La cantidad recaudada ha sido distribuida entre ambas empresas de la siguiente forma: 2.000 euros para Apyfim y 962 para Amis. Ambas asociaciones podrán utilizar estas cantidades para paliar las necesidades que tienen ambos colectivos, dedicados a la atención a la mujer.

Desde que en junio de 2009 el Ayuntamiento decidiera poner en marcha el servicio de recogida de ropa y calzado usados a través de los 25 contendores repartidos por distintos puntos de la ciudad, se han recogido más de 254.925 toneladas convertidos en 24.242 euros.

De la recogida del material y mantenimiento de los contenedores se ha encargado la Asociación de Violencia de Género (ACVG).

 

Por la atención a la mujer

Apyfim Alcázar nació en 1985 como instrumento de participación y acción social para promover, defender e informar a las mujeres de sus derechos y participación en su creación. La asociación gestiona desde hace 24 años la Casa de Acogida de Segovia para mujeres maltratadas cuyos objetivos son acoger temporalmente a las mujeres solas o acompañadas de sus hijos que se encuentren en situación de indefensión por causas de violencia física o moral; promover y estimular la autoestima personal; y asesorar y facilitar los medios básicos que les ayude a su reintegración social. En definitiva, Apyfim está al servicio de las mujeres a las que ofrece desde formación laboral a asistencia social y humana.

Amis, la Asociación de mujeres para la igualdad, está compuesta en su mayoría por mujeres víctimas de violencia de género y duras experiencias, pero que han salido fortalecidas. Pretende ser apoyo para todas las mujeres y hombres que puedan o hayan vivido situaciones parecidas, ayudar a superar situaciones de soledad, aislamiento, impotencia, abandono, confusión y desorientación, así como proporcionar un espacio de encuentro y cooperación. Además de apoyar a las víctimas de violencia de género, Amis tiene entre sus objetivos trabajar por la concienciación, la educación e implicación de la sociedad en esa problemática y por conseguir una sociedad igualitaria y sin maltrato.